La planta de Hambach, Francia, fue elegida para la producción de autos eléctricos de Mercedes-Benz

Mercedes-Benz ha producido miles de vehículos con mucho éxito en la planta de Hambach, Francia; por lo que se ha elegido este lugar para producir el primer eléctrico compacto de la marca; se invertirán 500 millones de euros para adaptarla a la producción de vehículos eléctricos.

Mercedes-Benz planea que para 2022,  tendrá una oferta de 10 autos eléctricos, desde smart hasta grandes SUVs. El primer paso para lograr este objetivo será electrificar completamente SMART para el año 2020, siendo la primera marca en la industria que se convierte totalmente de la combustión a la electricidad. A estos autos citadinos, posteriormente se les unirá durante 2018 el primer auto eléctrico que porte la estrella: Mercedes EQC. Portando ya el apellido de la submarca EQ (que representa “Electric Intelligence”), este SUV comenzará a comercializarse en 2019.

El camino a la electrificación es uno largo y que ameritará grandes inversiones y muchos retos, sin embargo, Mercedes-Benz está lista para enfrentar el reto y colocarse como líder de la industria.

Volvo Cars expandirá la producción del nuevo Volvo XC40

Volvo Cars ha recibido más de 80,000 órdenes de su nuevo SUV compacto Volvo XC40, por lo que tuvo que expandir su producción en Europa y China para poder satisfacer esta demanda.

La producción se expandirá a su planta de manufactura en Ghent, además Volvo Cars agregará capacidad de producción en su planta de Luqiao en China en la primera mitad del próximo año, remarcando la popularidad de su “European Car of the Year”.

También, Volvo Cars anunció que lanzará nuevos vehículos basados en su arquitectura modular compacta (CMA), la cual remplazará al actual Volvo V40.

“El éxito del XC40 ha sobrepasado incluso nuestras más altas expectativas” dijo Håkan Samuelsson, presidente y CEO de Volvo Cars. “El segmento de SUVs compactos es el de más rápido crecimiento en la Industria en estos momentos, y con estos modelos adicionales basados en nuestra plataforma CMA esperamos beneficiarnos más adelante con ese crecimiento.”

Los modelos que estarán basados en la plataforma CMA incluirán vehículos totalmente eléctricos, los cuales serán vendidos globalmente. Próximamente se revelarán más detalles de estos vehículos.

El nuevo Volvo XC40 que fue lanzado a finales del 2017, es el primer modelo de Volvo Cars basado en la nueva plataforma de arquitectura modular compacta (CMA).

Para conocer el buen funcionamiento de un auto se tiene que someter a temperaturas extremas

Para que los autos funcionen en lugares con condiciones climáticas extremas como en el pueblo de Oymyakon, en Siberia, con menos 50 grados o en la localidad de Al Aziziya, en Libia, con máximas de 57 grados, se necesita exponer las piezas y prototipos a situaciones similares. Así varía el termómetro tanto en la fase de desarrollo como en la de fabricación:

1) Motores al rojo vivo a 910 grados: Esta es la temperatura que alcanzan los motores durante los ensayos, de 12 horas, previos a su fabricación. Se revolucionan hasta las 6,500 rpm para simular su vida útil en todo tipo de circunstancias. El objetivo es certificar la máxima potencia controlando el consumo y las emisiones.

2) Del frío ártico a los 45 grados del desierto: Salpicaderas, asientos y volantes, entre otras partes del auto, se ponen a prueba en una cámara climática del Centro Técnico de SEAT. En su interior, las temperaturas oscilan entre los 40 grados bajo cero y los 110 grados positivos. Los prototipos también se prueban en condiciones reales de frío y calor. En un punto cercano al Círculo Polar Ártico, se someten a más de 60 análisis, 30,000 kilómetros a 35 grados bajo cero y un lago helado como pista de circulación. En el otro extremo del planeta, en una zona desértica, a 45 grados centígrados, se realizan pruebas de tracción, de aspiración de polvo y de circulación por grava. Con estos ensayos se quiere asegurar la resistencia y funcionalidad de todas las piezas.

3) Un asiento que alcanza los 40 grados: Los asientos con calefacción llegan a esta temperatura en 15 minutos. Para comprobar que la temperatura se distribuye de manera uniforme, se coloca el vehículo en una cámara a -20 grados centígrados y se analiza a través de una cámara termográfica. El objetivo, garantizar el confort del futuro conductor.

4) ¿A qué huele un volante a 60 grados?: El calor ayuda a diferenciar más fácilmente los olores. Por eso un equipo de especialistas del departamento de Calidad de SEAT, calienta el vehículo por encima de 60 grados para, luego, entrar dentro de él y comprobar cómo huelen los distintos materiales. El objetivo es detectar posibles olores que puedan llegar a resultar desagradables.

5) A 900 grados para garantizar la durabilidad: Temperaturas altas para probar el vehículo, pero también para producir algunas de las piezas. Para la fabricación de los cambios de marchas, por ejemplo, es necesario fundir 15,000 toneladas de aluminio a 700 grados. Una vez fabricados, pueden pasar hasta 14 horas en un horno a 900 grados, con ello se consigue multiplicar su durabilidad por 5,000.

Acura RDX 2019 está listo para su producción en masa

Acura RDX 2019, primer modelo de la nueva generación de productos construidos alrededor de la Precision Crafted Performance, se empezará a producir en masa.

Este SUV de cinco pasajeros llega totalmente rediseñada, y su producción es posible gracias a una nueva inversión de capital de $54 millones de dólares en nuevas tecnologías y procesos en la planta automotriz de East Liberty.

2L8A4566

Entre las nuevas tecnologías que tiene la planta de East Liberty se encuentran un nuevo proceso de doblado con rodillos para el nuevo techo panorámico ultra-ancho del RDX, el uso de adhesivos estructurales de alto desempeño para una mayor rigidez de la carrocería, y la aplicación de una espuma acústica en espray para una cabina más silenciosa – todas ellas características nuevas para un modelo de Acura de producción en masa. Además, un nuevo sistema de capas múltiples de pintura resalta la introducción de nuevas opciones de colores exteriores premium, exclusivos de Acura.

“Esta nueva RDX define el futuro de Acura, y nuestro equipo en Ohio hizo un trabajo increíble al preparar esta primera entrega de una nueva generación de vehículos Acura para nuestros clientes”, comentó Jim Hefner, director de la planta automotriz de East Liberty. “En conjunto con un nuevo motor turbo de 2.0 litros fabricado en Ohio, una plataforma totalmente nueva y una serie de nuevas tecnologías, la RDX 2019 establece un nuevo referente términos de estilo, desempeño y sofisticación para una SUV compacta de lujo”.

1

Acura RDX 2019 cuenta con un motor VTEC Turbo de 2.0 litros turbocargado y con inyección directa, el cual se fabrica en la planta de motores de Anna, Ohio. El motor está acoplado a una transmisión automática de 10 velocidades (10AT), fabricada en la planta de Tallapoosa, Georgia.  Alcanza 272 caballos de fuerza y par de 280 lb. por pie.

El nuevo modelo 2019 es el primer RDX que fue diseñado y desarrollado en Estados Unidos. El diseño fue conducido por Acura Design Studio en Los Ángeles, California, y su desarrollo fue liderado por el equipo de Investigación y Desarrollo de Norteamérica, ubicado en Raymond, Ohio.

 

Así es la producción de un SEAT

La fabricación de un SEAT comienza desde las cinco de la mañana en el taller de hojalatería de Martorell, cuando 2,000 robots y 1,700 operadores comienzan a moverse para fabricar la carrocería de un auto en poco más de un minuto.

Miles de brazos mecánicos articulados se entrelazan en sincronía para manipular hasta 2,300 piezas diarias. Trabajan armónicamente y en continuo movimiento durante 24 horas ininterrumpidas. Entre sus capacidades, está la de soldar distintas partes de la carrocería, ensamblar las puertas de un auto y comprobar la geometría de la carrocería con precisos instrumentos de medición.

Dicho proceso está por compuesto por distintos tamaños de robots; los más pequeños miden poco más de un metro y los más grandes llegan hasta los seis. Los hay naranjas, amarillos, con pinzas o sensores. Su principal cualidad en común es que son ligeros y versátiles y, a la vez, pueden manipular pesos de hasta 700 kg.

La mayoría de los robots tienen 6 ejes, una característica que les permite realizar infinitas combinaciones en sus movimientos. Se trasladan verticalmente, horizontalmente por rieles y llegan a realizar piruetas de hasta 720° entre todos sus ejes. Cada robot es capaz de efectuar hasta 16,000 puntos de soldadura al día en las carrocerías de los futuros vehículos.

Un equipo de 390 personas está pendiente de atender las necesidades de la instalación y asegurar el óptimo funcionamiento de los robots. En la sala de control se monitorizan en directo el estado de las instalaciones y su coordinación con el resto de trabajadores.

¡Audi está festejando el 5to. Aniversario de la planta de San José Chiapa!

Audi está celebrando el 5to. Aniversario de la primera planta de producción de autos premium en San José Chiapa, Puebla. Durante su primer año de operaciones, la planta superó la meta de producción con 158,550 unidades del Audi Q5.

El arranque de la producción del Audi Q5 se llevó acabo el 30 de septiembre de 2016 con la inauguración de la planta. Actualmente trabajan más de 5,000 colaboradores en Audi Mexico. La empresa ha logrado convertirse en uno de los empleadores más atractivos en el país a tan sólo un año de su apertura.

El Audi Q5 fabricado en San José Chiapa, que se exporta a todo el mundo, con excepción de la India y China, ha sido galardonado por su gran tecnología y desempeño.

“Estamos muy orgullosos de lo que ha sucedido en estos cinco años. Con esta planta hemos logrado ser los pioneros en la producción de autos Premium en México. Es momento de consolidar nuestros esfuerzos para seguir adelante con nuestro camino.”, dijo Alfons Dintner, Presidente de Audi México.

 

En la carrera para construir mejores autos, los fabricantes que cuentan con Inteligencia Artificial serán los ganadores

Por Subhanjan Ghosh, director del segmento de Energía, Recursos, Servicios Públicos, Manufactura y Ciencias de la Salud para Tata Consultancy Services en América Latina

Subhanjan Ghosh_TCS

La industria automotriz ha vivido cambios drásticos en la última década. Los autos de hoy son más inteligentes, más seguros y cuentan con mayor eficiencia en el gasto de combustible en comparación a los últimos 10 años. Y la tecnología ha sido la fuerza detrás de estos avances.

 Sin embargo, hay una innovación que se espera que tenga un impacto aún mayor en el diseño y la manufactura automotriz, y sobre la forma de operar de estos negocios en la era digital: la Inteligencia Artificial (IA).

El caso comercial de los autos más inteligentes

La IA está posicionada para tener un impacto importante en casi todas las industrias, donde vemos innovaciones como los autos autónomos de Google acaparando los titulares. Sin embargo, Google no es la única empresa que está invirtiendo en esta área.

En el 2016 General Motors, uno de los fabricantes más grandes de autos, gastó más de $1,000 millones en Cruise Automation, una empresa startup que los ayudará a entrar al mercado de autos autónomos. Además, gigantes de tecnología como Baidu y Google gastaron entre 20,000 millones y 30,000 millones en inteligencia artificial en el 2016, invirtiendo el 90% del total en investigación y desarrollo y en despliegue, y el 10% en adquisiciones de IA.

En América Latina, México y Brasil lideran la industria de fabricación de autos. En el 2017, México aumentó su producción en un 9% en comparación al año anterior y la producción en Brasil incrementó en un 45.7%. Si bien estos mercados están entre los principales a nivel regional y global, en cuestiones de inversión en investigación y desarrollo y en adopción de tecnologías de inteligencia artificial aún están por debajo del promedio. En México por ejemplo, la inversión en investigación y desarrollo de tecnología solo representa un 0.50% de su PIB (en comparación al promedio regional en América del Norte de 2.62% del PIB), según datos del Banco Mundial.

El futuro sin embargo se ve positivo, ya que en varios países de América Latina existen proyectos de ley y regulación para el mercado de vehículos livianos, que obligarían a los fabricantes de autos a incrementar su inversión en investigación y desarrollo. Esto ayudaría a satisfacer la creciente demanda y a mantenerse competitivos dentro del mundo de Negocios 4.0.

Sin embargo, la inversión en IA no se trata únicamente de nuevos dispositivos e innovaciones lujosas para los conductores. Hay un tema comercial más fuerte que la industria no puede ignorar. El mayor factor para esto es el retorno en inversión. De hecho, según investigación de TCS, ejecutivos de la industria automotriz consideran que la inversión en IA les ayudó a reducir costos de producción en un 10%. Los fabricantes de autos también reportaron un incremento en ingresos de un 12% en promedio en las áreas relacionadas a iniciativas de IA.

En resumen, este es el punto de vista del comité ejecutivo: si las empresas automotrices invierten en IA, esta entrega de retornos en inversión impulsa la innovación en nuevos productos y lleva a más seguridad y una reducción en el impacto ambiental.

La tecnología en el asiento del conductor

TCS llevó a cabo recientemente un estudio sobre la inteligencia artificial en 13 industrias. En la industria automotriz, el 90% de los líderes de negocio dijeron que ya estaban utilizando esta tecnología. Con la visión hacia el futuro, casi todos los ejecutivos encuestados consideran que para el 2020 van a incorporar la IA en sus operaciones en alguna parte de la cadena de valor. Está claro que la IA es una prioridad importante.

El sector siempre ha sido rápido en la adopción de nuevas innovaciones y modelos operativos, después de todo fue Henry Ford quien inventó la línea de producción que revolucionó la fabricación de autos. El sector también fue pionero en el uso de robots, los cuales se encontraban en las plantas de producción mucho antes que otros fabricantes los incorporaran.

Sin embargo, la IA y el Internet de las Cosas (IoT) representan el próximo gran paso. Los autos autónomos son un excelente ejemplo. Si bien no es un concepto nuevo, la IA ha ayudado a la industria automotriz a llevar esta idea a materializarse. Más allá de solo manejar, las tecnologías de IA son tan poderosas que pueden desplegarse para aprender el comportamiento humano, percibiendo como otros conductores reaccionarían a condiciones de clima adversas y ayudando a los conductores a tomar decisiones importantes, como por ejemplo cuando acelerar o frenar al conducir en condiciones de lluvia.

Lo que es interesante es cómo esta tecnología está impulsando la producción y la seguridad. El fabricante francés de autos Renault utiliza robots de fábrica diseñados para trabajar con personas. En una planta de producción francesa los robots instalan los tornillos en los motores del auto y verifican que las partes están siendo utilizadas e instaladas correctamente. Estos robots también están equipados con cámaras, sensores de sonido y otras tecnologías que les dejan saber dónde están los trabajadores, con el fin de evitar accidentes.

Sistemas como estos presentan una gran oportunidad para fabricantes en Latinoamérica, donde la fabricación de vehículos e inversión de empresas extranjeras se ha acelerado como resultado de la creciente demanda.

 Un futuro impulsado por la IA

Si bien la IA promete grandes avances y mejoras, nos tenemos que preguntar porque algunos fabricantes de autos siguen teniendo sus dudas. Es verdad que, aunque hemos visto un gran progreso en años recientes, también persisten posibles retos en nuestro camino.

Administrar de manera eficiente el riesgo de seguridad y datos de los sistemas de IA es de importancia fundamental. Por ejemplo, en nuestro estudio las empresas automotrices contestaron que ese era el primer factor de éxito para lograr un verdadero valor de esta tecnología. Otros temas como la disposición de los empleados en aprender nuevas habilidades y adaptarse a la forma de trabajar junto con las herramientas de IA, también fueron citados como posibles retos.

 La capacidad de la IA para mejorar el diseño y las operaciones de un negocio es evidente. Nuestro estudio muestra que la IA está liderando la carga en varios frentes y próximamente se verán los beneficios no solo en las carreteras y calles, pero también en distintas áreas de negocio.

 Con la IA lista para seguir haciendo un impacto dramático en la industria automotriz, es esencial que los líderes de negocio piensen cuidadosamente sobre dónde se sentirá este impacto más fuertemente y como pueden hacer que la influencia de la IA sea verdaderamente positiva para el desarrollo del sector.

Imagen: Uberbin

La realidad virtual en la industria automotriz

SEAT comparte información acerca de la introducción de la realidad virtual en sus procesos de producción. Inicialmente en los años 80, este tipo de tecnología era exclusiva del mundo de los videojuegos, pero en las últimas décadas se ha expandido hasta llegar a otro tipo de industrias como la automotriz. Algunos ejemplos de aplicación son los siguientes:

– Diseñadores con gafas Full HD: Les permiten sumergirse en una experiencia de conducción similar a la que tendrá el futuro cliente. Aunque el diseño de un auto siempre empieza con lápiz y papel, convive muy pronto con el 3D. Gracias a esta tecnología, los diseñadores no solo pueden valorar aspectos puramente creativos, sino otros más funcionales, lo que permite garantizar el 90% de la viabilidad de su proyecto en una fase muy inicial.

– 95,000 simulaciones en 3D por modelo: La realidad virtual juega un papel muy importante en toda la fase de desarrollo. En el caso del nuevo SEAT Ibiza se realizaron 95,000 simulaciones, duplicando las de la generación anterior. Entre otras pruebas, se hacen tests virtuales de colisiones para que los futuros autos sean cada vez más seguros. Durante los aproximadamente tres años y medio de desarrollo de un vehículo se analizan, mediante simulaciones, hasta 3 millones de elementos, una cifra que se limitaba a 5,000 hace 30 años.

SEAT_RealidadVirtual_002_HQ

– Reducción del 30% el tiempo de producción de prototipos: Esta tecnología permite reducir a la mitad el número de prototipos que se tienen que fabricar físicamente antes de lanzar un modelo. También logra reducir en un 30% el tiempo de su producción. A diferencia de hace unas décadas, ahora las últimas herramientas permiten realizar mejoras y tomar decisiones con mucha más rapidez.

– Más de 800 puntos de mejora por modelo: Esta reducción del tiempo y recursos en la producción de un vehículo repercute de forma positiva en el cliente, no solo en la precisión y calidad del producto, sino en la reducción del precio final. En el caso del SEAT Ateca se llegaron a mejorar unos 800 puntos antes de fabricarse.

SEAT_RealidadVirtual_008_HQ

– Inmersión en la fábrica virtual: Las tecnologías virtuales permiten también una experiencia inmersiva para reproducir el mundo real. En esta línea, desde el Centro de Prototipos de Desarrollo (CPD), gracias a las gafas 3D y unos mandos, se imitan los movimientos que realizan los operadores en la línea de montaje. Así, se optimiza el tiempo de trabajo y se mejora su ergonomía.

– Los concesionarios del futuro: La elección de un auto ‘catálogo en mano’ pasará pronto a la historia. Gracias a la realidad virtual, el cliente podrá configurar el acabado y el color del vehículo y ver el resultado gracias a unas gafas 3D. Y no sólo esto, sino que también podrá vivir la experiencia de conducción de forma virtual en los concesionarios

Audi Bruselas es denominada “planta neutral en emisiones de CO2″

La planta de Audi en Bruselas acaba de recibir la certificación de “planta neutral en emisiones de CO2″ otorgada por la compañía belga Vinçotte. 

La planta cubre todos los procesos de producción y todas las emisiones generadas en la fábrica ya sea mediante la utilización de energías renovables (aproximadamente el 95 por ciento) o a través de compensación con proyectos ambientales (alrededor del 5 por ciento). Por lo tanto, Audi Bruselas se convierte en la primera fábrica de automóviles del mundo certificada como neutral en emisiones de CO2 en el segmento premium.

Audi Bruselas comenzará la producción del primer modelo totalmente eléctrico producido en serie antes de que finalice el año.

Audi persigue un enfoque holístico respecto a la movilidad premium sostenible. Por esta razón, la compañía da gran importancia a la conservación de recursos en el desarrollo de su primer SUV eléctrico. Desde el comienzo de la producción, Audi Bruselas fabricará la versión de serie del Audi e-tron prototype con un impacto neutral sobre el medioambiente.

“Al mismo tiempo, nuestro primer vehículo eléctrico también es el primer automóvil de Audi cuya producción tiene un impacto completamente neutral sobre el medioambiente. Evitamos cualquier desperdicio”, comentó Peter Kössler, Director de Producción y Logística de AUDI AG. “Además, estamos trabajando arduamente para que todas nuestras fábricas en el Grupo sean aún más sostenibles. Tenemos la intención de suministrar gradualmente a nuestras fábricas electricidad verde. Y el año pasado, fuimos la primera compañía en Alemania en hacer que todo el transporte ferroviario nacional tuviera un impacto medioambiental neutral”.

Audi Bruselas se basa en tres principales aspectos: el primero es el cambio a electricidad verde, algo que ya se realizó en 2012. En un área total de 37,000 metros cuadrados, los techos de los edificios de la planta también incorporan el sistema de placas fotovoltaicas más grande de la región. De esta forma, la compañía ahorra alrededor de 17,000 toneladas de CO2 por año, lo que equivale al consumo de alrededor de 1,500 personas.

El segundo es el suministro de calor en la planta usando energías renovables, también para la calefacción de las oficinas. La fábrica cubre este requisito con certificados de biogás. Audi Bruselas previene emisiones de hasta 40,000 toneladas de CO2 cada año a través de energías renovables. Los pilares uno y dos representan, por lo tanto, más del 95 por ciento de las necesidades de energía totales.

Audi Bruselas compensa más emisiones que actualmente no pueden evitarse a través de fuentes de energía renovables mediante proyectos de créditos de carbono, lo que supone el tercer pilar en esta estrategia sostenible. Estos incluyen, por ejemplo, las emisiones causadas por los automóviles de la empresa.

Honda celebra 30 años de producción en México

Honda está celebrando el 30 Aniversario del inicio de su producción en México con la planta de El Salto, Jalisco, que comenzó sus operaciones de producción en marzo de 1988, inicialmente fabricando motocicletas y partes para el mercado local, a lo que después se sumaron autopartes para exportación y a finales de 2015 productos de fuerza. Más adelante, al decidir incursionar también en el mercado de automóviles, se construyó una nave adicional en donde en 1995 comenzó la fabricación del Accord para el mercado nacional y de exportación.

En 1984, Honda decidió crear una filial en México para la producción y comercialización de varios de sus productos, la cual fue constituida en 1985 (planta El Salto, Jalisco). La construcción de la planta comenzó en 1986 y el 15 de marzo de 1988 comenzó operaciones con medio centenar de empleados en la línea de motocicletas fabricando un solo producto, pero ya estaba el plan para comenzar la maquila de partes metálicas para exportar y proveer líneas de producción de automóviles en otras plantas de la empresa.

En 1990 se realizó una expansión a la planta para la producción de autopartes metálicas para refacciones, principalmente para Estados Unidos y Canadá, y en 1993 comenzó también la fabricación de partes plásticas para refacciones. Fue entonces cuando se decidió la incursión de automóviles en el mercado mexicano, aprovechando la nueva ley que permitía hacer importaciones de acuerdo a las exportaciones de la marca, por lo que se inició la construcción de otra línea de producción dentro del mismo terreno, que se dedicaría a la producción de automóviles con una capacidad inicial de hasta 10,000 unidades anuales, y en septiembre de 1995 se comenzó la producción del modelo Accord sedán como modelo ’96, que comenzó ventas a través de 5 distribuidores. A partir de 1995 también esta planta comenzó la producción masiva de partes y refacciones para motocicletas, convirtiéndose en proveedor de varias plantas de Honda en Estados Unidos y Japón.

Primer Accord producido

Primer Accord producido

En 2004 se realizó una ampliación a la capacidad de la planta de autos para llegar a 50,000 unidades anuales y comenzó la fabricación de la CR-V tanto para el mercado local como para exportación a partir del 2006. A partir  2017 se decidió consolidar la producción de CR-V para Norteamérica en Estados Unidos, y en México se concentró la producción de HR-V para diversos mercados en América, Europa y Asia, por lo que además de la producción en Celaya, la planta de El Salto produce también la HR-V.

Prod HRV

En 2012 Honda creó una nueva planta de producción de alta capacidad, dedicada a la fabricación de vehículos para el mercado local y exportaciones, con una inversión inicial de 800 mdd. Se decidió que se ubicara en Celaya, ya que tiene una ubicación geográfica adecuada, a solo 400 km de El Salto en donde están además varios proveedores importantes; convergen dos líneas ferroviarias tanto para llevar materiales como para desplazar el producto terminado, y además en Guanajuato hay personal calificado gracias a las universidades y escuelas técnicas.

La producción en Celaya comenzó en 2014 con la fabricación del Fit para Norteamérica además de partes y motores para el vehículo, pero se anunció además una inversión adicional de 470 mdd para una planta de producción de transmisiones CVT, tanto para los vehículos producidos en México como para exportación a las plantas de Estados Unidos. Posteriormente se agregó la producción de la HR-V. Actualmente, la planta tiene una capacidad de producción de 200 mil unidades anuales incluyendo el estampado de partes, producción de partes plásticas de inyección, motores 1.5 litros, 1.8 litros y un motor a diésel para unidades de exportación a Europa, y hasta 700 mil transmisiones CVT al año.

Cabe mencionar que la planta de El Salto está certificada en el Sistema de Gestión Ambiental ISO 14000 desde 1999 y tiene un Certificado de Industria Limpia de la agencia mexicana de protección al ambiente PROFEPA desde 2004. Cuenta también con programas de reciclaje a través de plantas de tratamiento de agua que procesas el 100% del agua que se usa en la planta para ser reutilizada. Además, reutiliza el 97% de los residuos del proceso en composta, reciclamiento y co-procesamiento para no generar basura hacia el ambiente. En términos de ahorros de energía, se realizó un programa piloto para instalar paneles solares para la iluminación de la entrada de la planta.

Hoy en día las operaciones de Honda de México cuentan con más de 7,900 asociados que producen hasta 250,000 Fit y HR-V al año incluyendo sus motores, 500 mil transmisiones CVT, más de 57,000 motocicletas, más de 25,000 productos de poder y cerca de 900 mil partes y refacciones para los mercados nacional y de exportación.