El Porsche del fundador de WhatsApp

El 911 GT2 es una pieza radical. Un vehículo para puristas y perfeccionistas como el fundador de WhatsApp, Jan Koum; el campeón mundial de rally Walter Röhrl y el coleccionista de Porsche Frank Troche.

 

Esta es la historia de un Porsche y tres hombres: Frank, Jan y Walter. Frank es un aficionado al 911 con un nivel de conocimiento asombrosamente detallado. Si no fuera por él, este vehículo no estaría hoy aquí. Jan inventó algo que casi todo el mundo usa ahora. Desde que vendió su compañía, es justo decir que ha tenido más tiempo para disfrutar las mejores cosas de la vida. Él es el dueño del auto y Walter lo conduce, porque eso es lo que Walter sabe hacer mejor que nadie. ¿Qué tienen en común nuestros cuatro protagonistas? Todos ellos son intensos a su manera. Pero empecemos por el principio.

 

Frank Troche vive en modo Porsche. Puede hablar con gran conocimiento sobre prácticamente cualquier tema relacionado con los vehículos Porsche del pasado. También tiene bastantes iconos de Zuffenhausen estacionados en sus garajes. Frank es un perfeccionista, y es por eso que ha creado una formidable red de especialistas que restauran vehículos Porsche con absoluta fidelidad a los originales o fabrica piezas con la mejor calidad posible. Sus esfuerzos lo pusieron en contacto con Jan. Jan Koum nació en Ucrania, pero vive en California. En 1992, a la edad de 16 años, se fue a los Estados Unidos con su madre. Tuvo un comienzo difícil. Tanto la madre como el hijo tuvieron que hacer grandes sacrificios para que él pudiera completar sus estudios. Pero Jan aprendió rápidamente, y cuando consiguió su primer iPhone en 2009, todo encajó en su lugar: junto con un amigo desarrolló un software que permitía a los usuarios de teléfonos inteligentes enviarse mensajes entre ellos en tiempo real. Lo llamó ‘WhatsApp’, el punto de partida para una carrera de ensueño en Silicon Valley. Hoy en día, más de mil millones de personas en todo el mundo utilizan este servicio de mensajería. Koum vendió la compañía a Facebook en 2014 por una cifra de miles de millones de dólares y se unió a la junta de Facebook. Él todavía es responsable de determinar la dirección futura de WhatsApp.

 

El sueño de su perfecto 911

 

Pero no son solo los bits y los bytes los aceleran su corazón. Jan Koum vive y respira por la buena mecánica a la antigua, cuando viene en forma de exquisitos autos deportivos de Zuffenhausen: Koum es un fanático de Porsche hasta el tuétano. “Su primer auto fue un 924 bastante destartalado”, dice Frank Troche. “Los faros delanteros ya no encendían, y así sucesivamente. Jan jugueteaba mucho con eso”. Desde sus esfuerzos como aficionado Koum se enamoró de la marca, y tal vez el sueño de tener su propio 911 en perfectas condiciones fue lo que inspiró sus esfuerzos empresariales. Sea como sea, a Koum le gusta ir acompañado de un automóvil deportivo de la región alemana de Swabia durante los momentos clave de su vida. “No es una coincidencia que haya conducido un Porsche a la reunión en la que tuvo lugar la venta de WhatsApp”, dice Troche. “El firmó el contrato frente a la puerta de la oficina de servicios sociales donde una vez estuvo haciendo fila con su madre para recibir cupones de comida …”.

 

“Jan todavía recuerda de dónde viene, por eso es tan sensato y de buen corazón”, dice Troche. “Viste camisetas y zapatillas en lugar de relojes costosos. Si salimos a cenar en California, él preferiría llamar un Uber antes que presumir uno de sus increíbles autos por la ciudad…” Aunque todos los vehículos de su garaje serían más que presentables para cualquier salida. Troche estima que la colección de Jan Koum está cercana a los 100 autos. Según Frank, “Jan está especialmente interesado en los modelos GT y deportivos, siempre que no sean de color negro. Prefiere los autos sin radio y techo corredizo, y puede manejar sin aire acondicionado”.

Sin embargo, Koum insiste absolutamente en una cosa: sus autos deben estar en un estado original inmaculado, tal como de joven soñaba con su propio Porsche en perfecto estado. “En estos días nadie puede ocultar las cosas”, dice Troche. “La profundidad de su conocimiento es asombrosa”. Si el automóvil no está 100 por ciento bueno, como si fuera nuevo, lo restaura escrupulosamente, y aquí es donde nuestro amigo alemán y su red entran en la ecuación.

 

Todo comenzó con un 997 Sport Classic propiedad de la familia de Troche. “Jan estaba buscando este modelo, y nosotros teníamos uno. Es un visitante frecuente y entusiasta de Alemania, por lo que voló sin demora”. Fue evidente muy rápidamente que ambos eran espíritus afines, que hablaban el mismo idioma: “Hoy estamos en contacto casi a diario, ya sea a través de WhatsApp o por teléfono, ¡y no siempre hablamos de autos!”.

 

Perfección y obsesión con el detalle

Si Koum o uno de sus exploradores encuentran un atractivo vehículo Porsche en Japón, por ejemplo, él a menudo hace una parada donde vive el coleccionista privado de Porsche Frank Troche para hablar sobre la restauración. Se encarga de todos los detalles organizativos. “Naturalmente, a Estados Unidos no le faltan especialistas en Porsche”, dice Troche, quien vive en Franconia Media, una de las siete regiones administrativas en que está dividido el estado federado alemán de Baviera. “Pero es poco probable que alguien en Estados Unidos llegue a alcanzar nuestros estándares de perfección y obsesión por los detalles”.

 

Perfección y obsesión con el detalle: la señal para que Walter entre en el escenario. Casi no hace falta decir que el Walter en cuestión es Walter Röhrl. “Walter ha sido un amigo cercano de la familia durante muchos años”, dice Frank Troche. Es un trabajo difícil decidir qué comprarle a un entusiasta multimillonario de Porsche para su cumpleaños número 40, pero a Troche se le ocurrió la idea de pasar un día con un piloto de rally, y no con cualquier piloto de rally retirado, sino con probablemente el mejor conductor de rally de todos los tiempos. ‘Der Lange’ (‘El Hombre Alto’) de Ratisbona (Baviera) aceptó felizmente. “Jan y la conducción rápida no se llevan demasiado bien”, recuerda Walter Röhrl, sonriendo al recordar su aventura. Pero Koum estaba aún más impresionado por el nivel de precisión con el que el dos veces campeón del mundo dirigió el auto.

Desde entonces, Röhrl tiene carta abierta de por vida para dar vueltas con cualquiera de los autos que componen la colección de Koum. Como el GT2 modelo 993, el primero vendido por Porsche en Niza (Francia). A pesar de que tiene 25.000 kilómetros en el odómetro, después de una actualización técnica y visual, parece que nunca hubiera salido de las sagradas salas de producción de Zuffenhausen. “Es realmente una belleza”, dice Röhrl, y se acerca al auto para verlo más de cerca: “La pintura muestra tanta atención por los detalles que nunca la encontrarás así en otro lugar”.

 

Porsche fabricó 194 unidades de la versión ligera de tracción trasera del primer 911 con motor biturbo. Esos autos fueron utilizados para competencia en la recién introducida clase GT2, de ahí sus impresionantes alerones. Los autos fabricados en 1996 y 1997 entregaban 430 caballos. Sin embargo, a pesar de que el vehículo de Jan Koum, que fue el único GT2 modelo 993 en el color Arena Red Metallic, es uno de los primeros GT2 de producción en serie del año 1996 con puertas de aluminio, su motor parece capaz de desarrollar más que los 430 caballos mencionados anteriormente. Para recalcar que Porsche aumentó a 450 caballos los modelos siguientes fabricados en 1998 e introdujo puertas de acero en lugar de aluminio.

 

Pero no es suficiente pararse y admirar desde lejos, ahora es el momento de ponerse tras al volante. “Subirse a un automóvil como este después de conducir los Porsche modernos hace que uno se dé cuenta de lo que ha estado haciendo el departamento de investigación y desarrollo de la compañía durante los últimos 20 años”, dice el dos veces campeón del mundo después de unos pocos metros. “No es lo que llamaría una unidad cómoda, pero la dirección es increíblemente agresiva, ¡eso es lo que yo llamo conducir!”. Walter Röhrl se da cuenta inmediatamente de que el Porsche 911 GT2 modelo 993 es relativamente liviano, con un peso de 1.290 kilogramos. “El peso es mi principal prioridad. Demasiada masa tiene un efecto contraproducente cuando estoy girando, frenando o acelerando. Necesito un auto para responder con precisión a cada toque en el volante…”. ¿Y qué piensa el purista autodeclarado acerca del motor con doble turbocargador? “Un motor de aspiración natural permite un mayor grado de control, pero personalmente, siempre optaría por el potente empuje que solo puede ser entregado por un turbocompresor”. Y las palabras apenas salen de su boca antes de poner el pie en el acelerador. Incluso Walter Röhrl está sorprendido: “Esta cosa realmente va como el viento. ¡Es difícil de creer! Hace algunos años manejé la versión de 700 caballos en Le Mans, y ciertamente es capaz de quemar los neumáticos. ¡Pero en términos de potencia y velocidad, me costaría mucho encontrar una diferencia!”. Entonces, de repente, un pensamiento viene a su mente: “¿Cómo puedo volver a estar satisfecho con mi propio 993 Carrera RS?”.

Cuenta regresiva para el debut de Porsche en la Fórmula E

Los preparativos para la primera carrera de Porsche en la Fórmula E continúan a buen ritmo: desde que fue anunciada la entrada del equipo oficial de Stuttgart en el Campeonato Mundial de Fórmula E ABB de la FIA para la temporada 2019/2020, en abril de 2018, el fabricante de autos deportivos ya ha conseguido varios hitos importantes – todavía le quedan otros por alcanzar–. Porsche lanza ahora la serie de infografías ‘Road to Formula E’ (El Camino a la Fórmula E) para documentar el recorrido que llevará a la marca a participar en este certamen de monoplazas ciento por ciento eléctricos. Esta serie está disponible en Porsche Newsroom y será actualizada mes a mes con interesante información, hasta que llegue el momento del debut en la primera carrera de la sexta temporada de dicho certamen, que tendrá lugar el próximo diciembre.

 

“Cuando el Consejo Directivo de Porsche tomó la decisión de entrar en la Fórmula E en la temporada 2019/2020, empezamos a trazar el rumbo. Ahora, cuando miró atrás y analizo los últimos meses me siento muy orgulloso de lo que hemos logrado dentro del equipo. Hemos completado con éxito las primeras fases: la puesta a punto del grupo propulsor Porsche en el banco de pruebas, el anuncio de que Neel Jani sería nuestro primer piloto oficial, la construcción del monoplaza Porsche de Fórmula E, las primeras pruebas en la pista de Weissach y completar más de 1.000 kilómetros de test en el circuito de Calafat, en España. Todavía hay mucho que hacer antes de nuestra entrada oficial en la Fórmula E, pero tenemos confianza en que vamos por el camino correcto” comentó Fritz Enzinger, Vicepresidente de Porsche Motorsport.

 

Cincuenta años del Porsche 91

Un auto deportivo muy atractivo cumple 50 años. En 1969 Porsche fue el primer fabricante alemán en llevar al mercado un deportivo de producción en serie con motor central, el 914. Para celebrar el aniversario del original modelo, el Museo Porsche está invitado a todos los fans de este biplaza al ‘Typically Porsche Day’ (‘Día Típicamente Porsche’), que tendrá lugar el domingo 2 de junio con motivo del comienzo de la exposición especial ‘50 Años del 914: Típicamente Porsche’. Estarán presentes más de 120 propietarios del modelo 914.

 

Las 12 espectaculares unidades que serán exhibidas en la exposición especial cubrirán el amplio abanico de los 914 y las creaciones que inspiró. Estarán incluidos los modelos de producción 914/4 y 914/6, con el motor Volkswagen de cuatro cilindros y el Porsche de seis cilindros, respectivamente. Los asistentes también podrán ver el primer 914 construido y uno de los dos prototipos Porsche con motor ocho cilindros de competición. Otro de los autos que será mostrado es el 914/6 GT, el cual fue fabricado en 1972 para que la Obersten Nationalen Sportbehörde (ONS) o Máxima Autoridad del Deporte Nacional lo utilizara como el primer safety car del mundo, y estaba equipado con novedosos sistemas de seguridad, entre ellos uno de extinción de incendios muy moderno. Además, los visitantes podrán ver un proyecto de reconstrucción de iniciativa privada, que incorpora un motor V8 de 350 caballos del 928 GTS para un 916. Y también estarán presentes las creaciones deportivas del 914 realizadas por el renombrado diseñador de automóviles Albrecht Graf von Goertz y el carrocero francés Heuliez. La exposición permanecerá en el Museo Porsche hasta el 7 de julio.

 

‘50 Años del 914’: segundo deportivo para clientes Porsche más jóvenes
A mediados de la década de 1960, Porsche trataba de expandir su posición en el mercado con un deportivo que se situara en el prometedor segmento por debajo del 911. Sin embargo, un proyecto así no era viable para que lo llevara en solitario una empresa pequeña. El fabricante de automóviles con sede en Zuffenhausen encontró un socio en Volkswagen, que en aquel tiempo buscaba un sucesor para su ya anticuado deportivo coupé Type 34, más conocido como Karmann Ghia. Ferry Porsche y el Director de VW, Heinrich Nordhoff, se unieron para el proyecto a mediados de la década de 1960. Cuando Nordhoff falleció repentinamente en 1968, este proyecto estuvo a punto de fracasar. Ferry Porsche trabajó en una solución con el nuevo Director General de Volkswagen, Kurt Lotz, que consistió en que ambas empresas establecerían la sociedad de ventas VW-Porsche. El producto fue comercializado en el mercado europeo bajo el nombre VW-Porsche, disponible en dos versiones: el 914 con motor de cuatro cilindros Volkswagen y el 914/6 con un propulsor Porsche de seis cilindros. En Estados Unidos ambas variantes fueron vendidas bajo la marca Porsche.

 

El mayor éxito de un 914 oficial fue el triplete conseguido en la Marathon de la Route, celebrada en Nürburgring en 1970. También muchos clientes lograron triunfos en competición. La versión de seis cilindros tuvo un exitoso comienzo en diferentes campeonatos de Estados Unidos y alcanzó numerosas victorias en su categoría. Además, un 914/6 GT del Equipo Sonauto ganó la categoría GT en Le Mans, en 1970.

 

Deportivo puro: gran potencia, bajo peso y motor central 
El motor VW era de nuevo diseño y fue el primer propulsor de serie con inyección ofrecido por la marca. Este 1.7 litros de cuatro cilindros desarrollaba 80 caballos de potencia a 4.900 rpm que le permitía al auto acelerar de 0 a 100 km/h en 13 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 177 km/h. En contraste, el motor Porsche de seis cilindros provenía del 911 T y estaba diseñado para lograr las mejores prestaciones, con árboles de levas en cabeza, carburadores triples y encendido de condensador de alto rendimiento. El dos litros bóxer entregaba 110 caballos de potencia a 5.800 rpm y, por tanto, era más potente y subía de revoluciones con más alegría que su homólogo de Volkswagen. Con un peso en vacío de 900 kilogramos o de 940 en la versión con la mecánica de seis cilindros, el 914 lograba una excepcional relación peso/potencia.

 

914 S: dos modelos únicos con un motor de competición de ocho cilindros
Por último, pero no menos importante, hubo dos unidades de un modelo especial legendario que ayudó a cimentar la extraordinaria reputación de este biplaza: el 914 S con ocho cilindros. El motor bóxer de tres litros procedente del Porsche 908 de competición, un auto que dominaba en los circuitos en la década de 1970, iba colocado por delante del eje trasero. Gracias a su sistema de inyección, el primer vehículo que fue producido tenía unos 300 caballos. Fue entregado a Ferdinand Piëch, el responsable de desarrollo en aquella época, como auto de pruebas. En la segunda unidad, el motor de ocho cilindros con carburadores entregaba 260 caballos. Fue un vehículo matriculado para poder circular por carretera y que le fue entregado a Ferry Porsche como regalo por su sexagésimo cumpleaños. Ambos 914 S tenían una velocidad máxima de alrededor de 250 km/h y, en 1971, sirvieron de base para una corta serie de modelos 914 de altas prestaciones. Así nacieron 11 autos que fueron equipados con motores de seis cilindros procedentes de los que entonces eran los deportivos más potentes: el 911 S y el 911 Carrera RS, con 190 y 210 caballos, respectivamente. Fueron optimizados para competición y bautizados con el número 916.

 

Éxito en el mercado
El distinguido biplaza con su característico techo Targa estaba dirigido principalmente a jóvenes compradores. Con un precio básico inicial de 11.955 marcos (unos 7.000 dólares), el Porsche 914 se convirtió en un auténtico éxito de ventas. Entre 1969 y 1975 fueron fabricados 115.631 unidades del 914 de cuatro cilindros. La mayoría de ellos fueron exportados a Estados Unidos, donde el 914 era vendido exclusivamente bajo la marca Porsche, sin el prefijo VW. Es, por tanto, uno de los deportivos más vendidos del mundo. En Estados Unidos el 914 fue elegido ‘Auto Importado del Año’ en 1970. En contraste, el 914/6 fue un purasangre más exclusivo, del que fueron producidas 3.338 unidades entre 1969 y 1972. También logró varios triunfos en competición.

El reloj para los propietarios del nuevo 911 Speedster

En 2019 Porsche presenta a los entusiastas un automóvil excepcional al revivir y reinterpretar el espíritu del Speedster original. Al celebrar esta ocasión especial, Porsche Design ofrece un cronógrafo exclusivo dedicado al nuevo 911 Speedster, el cual recibirán sin costo alguno aquellos clientes de América Latina y el Caribe que adquieran uno de estos biplazas. El reloj combina los elementos de diseño clásico, los materiales y las características de rendimiento del automóvil deportivo, extendiendo la sensación única de Porsche a la muñeca de su futuro propietario. El cronógrafo ha sido posible gracias a la colaboración de los ingenieros de la producción de vehículos en serie y el automovilismo deportivo con los maestros relojeros de Porsche Design Timepieces. Por esta razón, la transferencia del concepto de vehículo al cronógrafo correspondiente fue lograda sin esfuerzo. En referencia al año del debut del Porsche 356 ‘No 1’, el 911 Speedster Chronograph y el 911 Speedster Chronograph con Heritage Design Package están limitados a un total de 1.948 unidades (las mismas que la edición limitada del vehículo).

 

Porsche Design Chronograph 911 Speedster – el tren de potencia
Inspirado en el ‘Rendimiento Inteligente’ del 911 Speedster, el cronógrafo implementa tecnología sofisticada. El primer movimiento patentado de Porsche Design, el Porsche Design Werk 01.200 con función de retorno (flyback), impulsa el Cronógrafo. El calibre, resultante de tres años de desarrollo, permite la sincronización de eventos consecutivos mediante el uso de un solo pulsador para iniciar, detener y reiniciar el cronógrafo. Representa la culminación de las habilidades de relojería combinadas con la experiencia en ingeniería y fabricación de vehículos de Porsche. Además de ser el primer movimiento de propiedad de Porsche Design, Werk 01.200 también posee un certificado del Instituto Oficial Suizo de Pruebas de Cronómetros (COSC), que verifica la exactitud de su desempeño. El recorte del puente del barril del movimiento exhibe tanto la función de retorno como los trenes de engranajes, la filosofía de diseño liviano de Porsche en su máxima expresión. El rotor de energía optimizada, parcialmente hecho de tungsteno para un bobinado ideal y visible a través de la parte posterior de la caja de zafiro, se asemeja al diseño de la rueda del automóvil. Unido por un cierre centralizado Porsche con un escudo Porsche, el rotor, similar a los rines de aleación del Speedster, está lacado con brillo de seda negro.

 

El cuerpo
La caja, de 42,0 x 15,3 mm y probada a una presión de hasta cinco bar, está hecha de titanio, el material elegido por Porsche Design desde 1972. La sustancia de alta tecnología, utilizada con éxito en la construcción de motores durante décadas, es aproximadamente 40 por ciento más liviana que el acero inoxidable. Gracias a sus propiedades hipo-alergénicas y ligeras, ofrece la máxima comodidad de uso. Un revestimiento negro de carburo de titanio refuerza el diseño deportivo del reloj.

 

El tablero
El Principio de Porsche también se expresa en el dial. Hecho de carbono ligero, ofrece una excelente legibilidad desde todos los ángulos. Al igual que el grupo de instrumentos en el 911 Speedster, todas las pantallas son de color negro mate para evitar la reflexión. Un homenaje a los primeros 356, los números y los marcadores son verdes, al igual que el tacómetro del legendario auto deportivo. Hasta el último detalle, el Chronograph 911 Speedster usa características adicionales para hacer referencia al primer automóvil deportivo de Porsche: el ’70’ en la escala del taquímetro está resaltado en color y la pantalla de función mecánica a las 9 en punto está adornada con el logo ‘911 Speedster’. Además, la edición limitada de 1.948 unidades tanto del automóvil como del reloj da mayor relación entre los dos.

 

El interior
Cada Chronograph 911 Speedster viene con una correa de cuero negra y una roja en dos tamaños diferentes tamaños (M y L), que están fabricados con el mismo cuero e hilo de alta calidad que se usa en los asientos del automóvil. Gracias al sistema de pulsera intercambiable, las correas de cuero se intercambian fácilmente sin herramientas.

 

Individualidad hasta el último detalle
Al igual que el 911 Speedster puede ser personalizado de acuerdo a los deseos de cada uno de sus propietarios en el departamento de Porsche Exclusive Manufaktur, los cronógrafos también pueden ser diseñados a medida.

 

El diseño del rotor puede ser elegido para que coincida con los rines del vehículo. La correa de cuero hecha a medida con sistema de pulsera intercambiable viene en el mismo cuero e hilo de alta calidad que es utilizado en el interior del vehículo correspondiente. Por estas razones, el ‘Porsche Design para Porsche’ está dirigido a los aficionados y coleccionistas de automóviles, que saben exactamente lo que quieren: lujo, individualidad y forma y función sin compromisos, perfectamente ejecutadas.

 

Innovación en diseño, la mezcla perfecta del Porsche 911

El 911 Cabriolet tiene mucho que ofrecer. Su carrocería incorpora más componentes innovadores de bajo peso que nunca.

 

Esta evolución constante en un diseño donde se mezclan materiales sintéticos, que consiste ahora en más aluminio, menos acero y nuevos materiales composite, reduce una vez más el peso de la carrocería en un 7 por ciento, aproximadamente, sin hacer concesiones en términos de estabilidad, rigidez y seguridad, que se mantienen al menos al mismo nivel ejemplar establecido por su antecesor.

 

Para lograr esto, los ingenieros de Porsche han seguido un enfoque diferente, al utilizar distintos materiales plásticos para crear un diseño híbrido en el pilar A que garantice un alto grado de protección a los ocupantes en caso de vuelco. Esta solución innovadora sustituye a los anteriores refuerzos de tubo hechos de acero de altísima resistencia.

 

El beneficio más grande es que el peso disminuye en 2.7 kilogramos y también que baja el centro de gravedad. Ambos efectos tienen un impacto directo en el excelente comportamiento dinámico de este deportivo.

 

El material composite está hecho de tres elementos: una lámina denominada Organo, almohadillas acanaladas fundidas a presión y una espuma estructural. Las láminas de Organo son productos prefabricados semiacabados y muy resistentes, hechos de plástico reforzado con fibra de vidrio.

 

Estas láminas se cortan y retocan como parte de un proceso con múltiples etapas para su uso en el 911 Cabriolet. En la misma fase del proceso se le pone al componente una almohadilla acanalada hecha de plástico fundido. En la parte final, se añade al componente híbrido una capa adicional de espuma estructural.

 

Esta capa se expande cuando queda expuesta al calor mientras se pinta, para asegurar así el refuerzo dentro de la sección transversal del pilar A. El propio pilar A está realizado con componentes de láminas metálicas de alta resistencia, como el acero al boro.

 

La clave en la evolución de ese diseño ligero de la nueva generación del 911, tanto en versión Coupé como Cabriolet, está en el aumento en la cantidad de aluminio usado. Aparte de los faldones delantero y trasero, la capa exterior de la carrocería ahora está hecha completamente de esta aleación ligera. El nuevo diseño de las puertas, hecho exclusivamente de planchas de aluminio, reduce el peso de la carrocería sin tener ningún impacto negativo sobre la calidad y la estabilidad.

 

El alto grado de conocimientos que tiene Porsche en materia de fabricación de herramientas se hace también patente en la parte lateral del Coupé, que está realizada con aluminio para bajar el peso total unos doce kilogramos. Esto supuso un desafío para desarrollar las herramientas y los procesos adecuados, ya que en comparación con la plancha de acero existe un riesgo bastante superior de rasgado al dibujar aleaciones ligeras.

 

Además de los aceros de alta resistencia, también se utilizaron más perfiles de aluminio extruido en la carrocería, como en piezas longitudinales delanteras y traseras, marcos interiores y exteriores de puertas y refuerzos para el suelo. Su uso se ha incrementado del 3% al 25%. Porsche también utiliza otras piezas de aluminio fundido en el nuevo 911, como por ejemplo, parte del soporte de los muelles de suspensión delanteros, la carcasa del túnel trasero, los largueros longitudinales traseros y los amortiguadores de impactos.

 

El beneficio de la fundición a presión es que incluso componentes complejos y geométricos pueden producirse como una sola pieza. Los refuerzos o las conexiones con tornillos ya no tienen que producirse y soldarse individualmente. Como resultado, el componente no solo se vuelve más ligero, sino que se ahorran pasos en la producción, que se hace más eficiente.

 

Hasta ahora, una desventaja de las piezas de aluminio fundido era el tratamiento térmico necesario después de la fundición a presión. Este paso era obligado para dar las propiedades deseadas a los componentes, que son cruciales, por ejemplo, para un buen rendimiento en caso de impacto. Por lo tanto, el tratamiento térmico representaba una fase individual y costosa, tanto por el tiempo empleado como por la energía consumida en el proceso de producción. En el nuevo 911, Porsche utiliza las temperaturas generadas durante los procesos de pintura para dar el tratamiento final de las piezas fundidas a presión.

 

Los materiales y los procesos de producción definen la tecnología de conexión ideal: soldadura, unión, remachado, conexiones de tornillo. En el ensamblaje de la carrocería del nuevo 911 intervienen no menos de diez métodos. Por ejemplo, una nueva característica es la soldadura por fricción con tornillos de cabeza hueca para unir componentes de aluminio y acero. En este proceso, el tornillo de acero se presiona a través del aluminio a una velocidad tan alta que la fricción hace que esos tornillos de cabeza hueca se fusionen con el componente de acero, creando una conexión particularmente fuerte.

 

La carrocería del nuevo 911 tiene una mezcla de múltiples materiales y supone el siguiente gran paso en el diseño ligero inteligente, un avance más en la estrategia de reducción de peso iniciada por su predecesor. Al mismo tiempo, el concepto de carrocería evolucionada también garantiza una mayor rigidez. Comparado con el modelo anterior, el 911 Coupé ofrece mejores valores de torsión y flexión. Como resultado, el 911 se mantiene firme sobre la carretera, incluso cuando se conduce con un estilo deportivo en tramos de diferentes superficies.

Porsche va sobre rieles en China

Porsche tradicionalmente ha confiado en los trenes para su logística en Europa. Sin embargo, a partir de este mes, el fabricante de autos deportivos también utilizará el transporte ferroviario para su logística transcontinental.

 

Este cambio significa que algunos vehículos viajarán hacia China a través de ‘Nueva Ruta de la Seda’, con lo cual los clientes recibirán sus autos hasta tres semanas más rápido que antes.

 

En 2018 las entregas en China representaron 31 por ciento del total mundial de Porsche, lo que mantiene al gigante asiático en el primer lugar por volumen de ventas del fabricante de autos deportivos. En la actualiad, alrededor de 80,000 vehículos Porsche viajan cada año por mar a Guangzhou, Shanghai o Tianjin, cubriendo una distancia de más de 10,000 millas náuticas, o alrededor de 18,500 kilómetros. El transporte marítimo desde la fábrica hasta los Porsche Center de China tarda unos 50 días.

 

De ahora en adelante, 11 por ciento de los Porsche nuevos serán transportados a través del recién inaugurado enlace ferroviario hacia suroriente de China. La ruta por tierra de Europa a China es llamada Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda. La distancia en tren es de unos 11,00 kilómetros. El recorrido inicia en Alemania y atraviesa Polonia, Bielorrusia, Rusia y Kazajstán hasta llegar Chongqing, una metrópolis en el suroriente de China.

 

A partir de ahí, los nuevos vehículos serán entregados a los concesionarios regionales.

 

El transporte de los deportivos de Stuttgart por la ‘Nueva Ruta de la Seda’ comienza después de varias pruebas exitosas. “Nuestros clientes en el suroriente de China recibirán sus nuevos vehículos mucho más rápido”, dijo Oliver Bronder, vicepresidente de Logística y Control de Producción de Porsche. “La ruta ferroviaria de 20 días acorta el período requerido para la logística del vehículo hasta tres semanas, a pesar de los diferentes cambios de carrileras y las múltiples transferencias de contenedores”.

Año sólido para Porsche en la electromovilidad

Éxito en tiempos de transformación. Porsche AG ha conseguido nuevos récords en beneficio operativo, ingresos por ventas, entregas y número de empleados en el ejercicio fiscal 2018.

 

El beneficio operativo de la compañía creció alrededor de un 4 por ciento en comparación con el año anterior y alcanzó los 4,300 millones de euros, mientras que los ingresos por ventas aumentaron el 10 por ciento, hasta los 25,800 millones de euros. El margen sobre ventas fue del 16.6 por ciento.

 

“En el ejercicio fiscal 2018, nuestra atractiva gama de producto nos ha permitido, una vez más, incrementar significativamente las ventas. Porsche es sinónimo de motores de gasolina emocionales y de híbridos enchufables de altas prestaciones. En el futuro se nos conocerá también por los sistemas de propulsión 100 por ciento eléctricos”, comenta Oliver Blume, presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG. Porsche invertirá unos 15,000 millones de euros en nuevos productos en el periodo que va hasta 2023.

 

El fabricante de vehículos deportivos está ampliando sistemáticamente su oferta en el campo de la electromovilidad. El Taycan, el primer deportivo 100 por ciento eléctrico de Porsche, se presentará en septiembre y su primer derivado, el Cross Turismo, lo hará a principios de la próxima década.

 

Además, la nueva generación del SUV compacto Macan tendrá también propulsión eléctrica, por lo que se convertirá en la segunda familia de modelos Porsche alimentada por baterías. En esta área, los esfuerzos de la compañía se basan en la proyección que hemos hecho hasta 2025, cuando la mitad de las ventas de modelos Porsche será de coches 100 por ciento eléctricos o de híbridos enchufables.

 

“Nuestra plantilla se habrá más que duplicado en solo siete años”, señala Blume, “y la electromovilidad es otra de las fuentes que va a impulsar los puestos de trabajo. Estamos creando 1,500 nuevos empleos específicos sólo para producir el Taycan. Nuestro primer deportivo 100 por ciento eléctrico anuncia el comienzo de una nueva era y le auguramos un gran éxito al Taycan. Dado que tenemos ya más de 20,000 personas verdaderamente interesadas en comprar uno, vamos a ajustar nuestra capacidad de producción al alza”.

 

Tasas de crecimiento de doble dígito para el Panamera, el Cayenne y el 911

“Hemos logrado nuevos récords de ingresos por ventas y de beneficio operativo en 2018. El aumento de beneficios procede, sobre todo, del crecimiento del volumen de ventas, de una mejora en el mix de producto y del desarrollo positivo en nuestras otras divisiones y campos de negocio”, comenta Lutz Meschke, vicepresidente del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Finanzas e IT.

 

Con un incremento del 38 por ciento, el Panamera ha conseguido el crecimiento más sólido en términos de ventas y suma un total de 38,443 unidades. Pero incluso el 911 crece a doble dígito, a pesar de que está en pleno cambio de generación del modelo: el número de coches entregados aumentó el 10 por ciento, hasta los 35,573 vehículos.

 

Las ventas del Cayenne subieron un 12 por ciento, lo que supone 71,458 coches vendidos. Por su parte, el Macan continuó siendo el modelo de más éxito en cuanto a volumen, pues se entregaron 86,031 unidades. El mercado chino también mantuvo su posición de liderato en 2018, con un crecimiento del 12 por ciento y unas ventas totales de 80,108 vehículos. Con un incremento del 3 por ciento y 57,202 coches entregados, Estados Unidos se vuelve a colocar en segunda posición.

 

“La transformación de la industria del automóvil está en pleno apogeo. Estamos muy comprometidos con la digitalización, la conectividad y los nuevos conceptos de movilidad”, explica Blume. Para reducir aún más las emisiones de carbono, Porsche también está poniendo el foco en los combustibles sintéticos producidos utilizando energías renovables. “Vemos un potencial importante en el área de los combustibles sintéticos, como un camino para que el funcionamiento de los vehículos con motores de combustión sea todavía más respetuoso con el medio ambiente, en particular en los modelos ya existentes”, dice Blume.

 

Se espera un crecimiento aún mayor para 2019

“El cambio al nuevo ciclo de pruebas WLTP y los filtros de partículas de gasolina, junto con nuestra eliminación de nuevos modelos propulsados por motores diésel, supone que los meses que tenemos por delante también serán un reto”, comenta Meschke, Director Financiero de la compañía. A pesar de ello, Porsche espera aumentar sus entregas en 2019, así como un ligero incremento en los ingresos por ventas. “Nuestros productos ponen los cimientos para un ejercicio fiscal exitoso.

 

En 2019, tendremos la nueva generación del 911 implantada en todos los mercados mundiales, habrá más versiones de los 718 y Cayenne y lanzaremos el Taycan”, añade Meschke. Y continúa diciendo que, a pesar de las altas inversiones en electrificación, en transformación digital y en la expansión y renovación de algunas plantas, la compañía quiere garantizar que continúa con su ambicioso objetivo de beneficios.

 

“A través del uso de medidas que mejoren la eficiencia y de la apertura de nuevas áreas rentables de negocio, queremos seguir logrando nuestro objetivo estratégico de alcanzar un margen operativo sobre las ventas del 15 por ciento,” resaltó Meschke.

Gana Porsche en el “Super Sebring”

Un fin de semana perfecto para Porsche: dos carreras y dos victorias en la legendaria pista de Sebring, en el centro de la Florida (Estados Unidos). Las buenas noticias comenzaron con la victoria en las 1.000 Millas de Sebring, prueba válida para el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) y continuaron con las 12 Horas de Sebring, competencia del Campeonato de la IMSA Weathertech SportsCar.

 

En las 1.000 Millas Porsche aumentó su ventaja en la categoría GT del Mundial de Resistencia con la victoria alcanzada por el italiano Gianmaria Bruni y el austriaco Richard Lietz, quienes se impusieron en la sexta fecha con el Porsche 911 RSR número 91. Sus compañeros del equipo oficial, el francés Kévin Estre y el danés Michael Christensen, ocuparon el quinto lugar al volante del deportivo de 510 caballos fabricado en Weissach. Al término de la sexta carrera de las ocho que componen esta temporada, el dúo del vehículo con el dorsal 92 mantuvo claramente su liderato en el certamen.

 

En la clasificación de Constructores, Porsche también amplió su margen al frente de la general. En la categoría GTE-Am, el equipo Dempsey Proton Racing consiguió su segundo triunfo consecutivo.

 

Las 1.000 Millas de Sebring, que transcurrieron a lo largo de ocho horas en el circuito de 6,02 kilómetros, se desarrollaron sin incidentes para Bruni y Lietz. Gracias a un pilotaje perfecto, a una buena táctica y al impecable trabajo de equipo, el Porsche 911 RSR número 91 se mantenía cómodo en el segundo puesto hasta que apareció la lluvia a 25 minutos del final e hizo necesario una parada adicional en pits.

 

En ese momento todos los integrantes del equipo Manthey-Racing oficial hicieron un trabajo fantástico y aseguraron que el auto conducido por Bruni y Lietz se pusiera en cabeza. Con ello, estos dos pilotos ascendieron a la segunda posición en la clasificación del Campeonato Mundial de Resistencia.

 

Sus compañeros de equipo y líderes del Mundial tuvieron una carrera con altibajos. Estre no pudo defender su pole position en la salida al colisionar con otro vehículo y quedar relegado al final del pelotón tras un stop and go de penalización. La dificultad para adelantar en esta pista completamente bacheada le impidió acercarse al grupo de cabeza. La lluvia de la fase final no cambió la situación.

 

En la categoría GTE-Am, la escudería Dempsey Proton Racing obtuvo una nueva victoria. El Joven Profesional de Porsche Matt Campbell (Australia), junto al piloto Júnior de la marca Julien Andlauer (Francia) y a Christian Ried (Alemania), fueron recompensados con el primer puesto por su conducción rápida y sin errores.

 

El equipo cliente Project 1, con el piloto de fábrica Jörg Bergmeister (Alemania), el estadounidense Patrick Lindsey y el noruego Egidio Perfetti, terminó en la tercera posición en Sebring y los tres siguen liderando la general de esta categoría. Gulf Racing, con el piloto Júnior de Porsche Thomas Preining (Austria) y los británicos Ben Barker y Michael Wainwright fue cuarto. El auto número 88, inscrito por Dempsey Proton Racing y conducido por el Joven Profesional de Porsche Matteo Cairoli (Italia) y sus compatriotas Giorgio y Gianluca Roda, concluyó la prueba en el séptimo lugar.

 

Victoria en las 12 Horas de Sebring

Porsche logró otra victoria en el fin de semana de carreras del ‘Super Sebring’. El británico Nick Tandy y sus compañeros de equipo franceses Patrick Pilet y Frédéric Makowiecki obtuvieron el primer lugar con el Porsche 911 RSR en las 12 Horas de Sebring, prueba válida del Campeonato de la IMSA Weathertech SportsCar.

 

Con este éxito, el trío en el auto marcado con el número 911 no solo repitió su victoria del año pasado, sino que también completó un fin de semana extremadamente exitoso para Porsche. El coche gemelo con el número 912 conducido por el neozelandés Earl Bamber, el belga Laurens Vanthoor y el francés Mathieu Jaminet terminó la emocionante clásica de larga distancia en los Estados Unidos en quinto lugar.

 

Al principio de la carrera, la falta de agarre a causa la lluvia intensa hizo que ambos Porsche 911 RSR se salieran de la pista. A medida que mejoraron las condiciones climáticas hacia la mitad de la carrera, el experimentado equipo de Porsche GT utilizó toda la potencia del auto. Gracias a las excelentes tácticas, la conducción de primera clase y el impecable trabajo en equipo, el auto número 911 se abrió camino hacia la punta.

 

En un emocionante final, Nick Tandy contuvo todos los ataques y cruzó la línea de meta después de 12 horas con una ventaja de un segundo y 951 centésimas. Tandy, Pilet y Makowiecki son el primer trío de pilotos en ganar la carrera de la IMSA en Sebring dos veces seguidas. Gracias a su victoria, el equipo del auto número 911 ahora ocupa el primer lugar en la clasificación general. La alineación del número 912 perdió dos vueltas en la fase inicial de la carrera.

 

Dando lo mejor de ellos, los pilotos que subieron al podio en Daytona en enero recuperaron terreno y lograron llegar en quinto lugar en Sebring.

 

En la clase GTD, el Porsche 911 GT3 R alineado por el equipo de clientes Pfaff Motorsports mantuvo el liderazgo de la carrera durante casi seis horas. Sin embargo, el buen desempeño del piloto de desarrollo de Porsche Lars Kern (Alemania) y sus compañeros de equipo canadienses Scott Hargrove y Zacharie Robichon se vio opacado porque un sensor defectuoso del GT3 de 500 caballo de potencia los obligó a entrar a los pits para cambiarlo. Al final de la prueba alcanzaron el décimo lugar.

 

En el auto gemelo del equipo Park Place Motorsports, el piloto de la fábrica de Porsche Patrick Long (EE.UU.) y sus compatriotas Nicholas Boulle y Patrick Lindsey vieron la bandera a cuadros en sexto lugar.

 

Resultados de las 1.000 Millas de Sebring – Prueba del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC)
Categoría GTLM


1. Pilet/Tandy/Makowiecki (FR/GB/FR), Porsche 911 RSR, 330 vueltas

2. Hand/Müller/Bourdais (US/DE/FR), Ford GT, 330 vueltas
3. Garcia/Magnussen/Rockenfeller (ES/DK/DE), Corvette C7.R, 330 vueltas
5. Bamber/Vanthoor/Jaminet (NZ/BE/FR), Porsche 911 RSR, 330 vueltas

Categoría GTD
1. Ineichen/Bortolotti/Breukers (CH/IT/NL), Lamborghini Huracan GT3, 320 vueltas
2. Potter/Lally/Pumpelly (US/US/US), Lamborghini Huracan GT3, 320 vueltas
3. MacNeil/Vilander/Westphal (US/FI/US), Ferrari 488 GT3, 320 vueltas
6. Long/Lindsey/Boulle (US/US/US), Porsche 911 GT3 R, 320 vueltas
10. Kern/Robichon/Hargrove (DE/CA/CA), Porsche 911 GT3 R, 318 vueltas

 

La séptima de las ocho fechas del Campeonato Mundial de Resistencia será disputada el próximo 2 de mayo en Spa-Francorchamps (Bélgica).

 

Resultados 12 Horas de Sebring – Prueba del Campeonato de la IMSA Weathertech SportsCar
Categoría GTE-Pro


1. Lietz/Bruni (AT/IT), Porsche 911 RSR, 226 vueltas

2. Tomczyk/Catsburg/Sims (DE/NL/GB), BMW M8 GTE, 226 vueltas
3. Priaulx/Tincknell/Bomarito (GB/GB/US), Ford GT, 225 vueltas
5. Christensen/Estre (DK/FR), Porsche 911 RSR, 225 vueltas

Categoría GTE-Am
1. Ried/Andlauer/Campbell (DE/FR/AU), Porsche 911 RSR, 221 vueltas

2. Flohr/Castellacci/Fisichella (CH/IT/IT), Ferrari 488 GTE, 221 vueltas
3. Bergmeister/Lindsey/Perfetti (DE/US/NO), Porsche 911 RSR, 221 vueltas
4. Wainwright/Barker/Preining (GB/GB/AT), Porsche 911 RSR, 221 vueltas
7. Roda/Roda/Cairoli (IT/IT/IT), Porsche 911 RSR, 219 vueltas

 

La tercera fecha del IMSA Weathertech SportsCar Championship será disputada el 13 de abril en Long Beach (EE.UU.).

Porsche celebra los 50 años del 917

Porsche celebró su 50º aniversario con su nuevo automóvil: el Porsche 917.

 

El coche de competencia más famoso de todos los tiempos hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra el 12 de marzo de 1969, y el Museo Porsche quiere conmemorar el cumpleaños restaurando el primer 917 que se construyó, para dejarlo tal y como era en sus orígenes, cuando fue desvelado hace medio siglo.

 

El 917-001 experimentó varios cambios con el paso del tiempo. “Nuestro enfoque para la gestión de los coches clásicos ha cambiado considerablemente a lo largo de los últimos diez años”, explica Achim Stejskal, director del Museo Porsche. Cuando se restauran vehículos de la colección histórica de la compañía, el museo da gran importancia a mantener el material original y tiene muy en cuenta la relevante historia de lo que expone.

 

La historia del 917-001 como vehículo de pruebas y exposición

El 917-001 marcó el principio de una incomparable carrera deportiva para este modelo. El 917-001 Grupo 4, diseñado para dominar las 24 Horas de Le Mans y ganar el Campeonato del Mundo de Marcas, fue el primero de los 25 vehículos que tuvieron que fabricarse para cumplir con los requisitos de homologación. El ingeniero jefe del proyecto era Hans Mezger, responsable no sólo del motor doce cilindros sino también del vehículo completo.

 

El 917-001 se presentó por primera vez en Ginebra, en marzo de 1969, con la carrocería en blanco y la sección frontal verde. Luego, en el Salón del Automóvil de Frankfurt de ese mismo año, tuvo un aspecto nuevo al ser repintado en blanco y naranja. Cuando, más adelante, Porsche anunció la transferencia de sus actividades de competencia al equipo J.W. Automotive Engineering, liderado por Briton John Wyer, el 917-001 fue utilizado de nuevo como coche de exposición y redecorado con los colores azul claro y naranja de la compañía petrolífera estadounidense que lo iba a patrocinar, Gulf.

 

Después de arrasar en las 24 Horas de Le Mans de 1970, en septiembre de ese mismo año Hans Herrmann y Richard Attwood reconvirtieron el 917-001 a una versión de cola corta idéntica a la utilizada en la carrera. Y cuando se le entregó a Porsche Salzburgo en octubre, estaba incluso con los colores y el dorsal 23 del coche que había ganado Le Mans.

 

Restauración del 917-001 a su condición original de 1969

Durante más de un año, mecánicos del museo, antiguos técnicos e ingenieros de Zuffenhausen y Weissach, así como personal del Archivo Histórico y de empresas asociadas, han trabajado en la restauración del 917 para devolverlo a su estado original. El proyecto fue un gran reto desde el instante inicial debido a las múltiples transformaciones que el coche ha experimentado durante este tiempo como vehículo de pruebas y de exposiciones. La principal prioridad ha sido la conservación y reutilización de los materiales originales del coche, siempre que fuera posible y técnicamente realizable.

 

Durante la restauración se hicieron pruebas para determinar qué materiales de la carrocería eran originales y podían ser reutilizados. Para ello, se analizaban las piezas y se comparaban con dibujos y fotografías de diseños históricos. Después de ese proceso, algunas zonas del frontal y de la parte trasera se reprodujeron fielmente usando una tecnología 3D vanguardista. También la zona posterior del bastidor de aluminio se restauró con la ayuda de documentos originales. Al cumplirse 50 años exactos, el 917-001 será presentado en el Museo Porsche restaurado en el estado original que tenía en 1969.

 

Dominio sin precedentes en competición y creador de tendencia para la tecnología turbo

El 917 tiene una historia de éxitos legendaria. En su primer año logró la victoria absoluta en los 1, 000 Kilómetros de Zeltweg, Austria, en 1969. En 1970, Hans Herrmann y Richard Attwood consiguieron el deseado triunfo en la general de las 24 Horas de Le Mans, el mayor éxito de Porsche en competición hasta esa fecha y que repitieron Helmut Marko y Gijs van Lennep en 1971. Tras la evolución del 917 con las versiones 917/10 y 917/30 turbo de más de 1,000 caballos de potencia, George Follmer y Mark Donohue dominaron el certamen norteamericano CanAm en 1972 y 1973, respectivamente.

 

Estos modelos de Porsche también fueron imbatibles en el campeonato homólogo europeo, la Interserie. Una variante modificada de la tecnología turbo fue utilizada un poco más tarde en un vehículo Porsche de serie, el 911 Turbo, que nació en 1974.

 

Exposición especial en el Museo Porsche

Del 14 de mayo al 15 de septiembre de 2019, el Museo Porsche conmemorará el 50º aniversario del 917 con una amplia exposición especial titulada “Los Colores de la Velocidad: 50 Años del 917” (“Colours of Speed – 50 Years of the 917”). Se exhibirán un total de 14 vehículos, de los cuales habrá diez 917 que suman entre ellos una potencia de 7.795 caballos.

 

El Museo Porsche presentará por primera vez al público un estudio de diseño del 917, como homenaje a la primera victoria conseguida en 1970 en Le Mans. El coche rojo y blanco de exposición fue creado por un pequeño grupo de diseñadores e ingenieros, aunque con la entrada de Porsche en la categoría LMP1 del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC) el modelo no pasó de ser un simple estudio conceptual. Una selección de carteles y pequeños detalles técnicos completarán esta exhibición especial, que contará con el número más alto de caballos de potencia que haya habido antes en un evento.

 

Para celebrar el aniversario, la tienda del museo ofrecerá también una selección de productos del 917 para su venta, entre ellos un delantal inspirado en el 917/20 apodado “Pink Pig” (Cerdo Rosa). Además, Edition Porsche Museum, la editorial del museo, lanzará un libro conmemorativo del aniversario del 917.

La nueva generación del Porsche será eléctrica

Porsche lleva la movilidad eléctrica a su sitio en Sajonia: el Consejo de Supervisión de Porsche AG ha decidido fabricar la próxima generación del Macan como una serie totalmente eléctrica. Este será el primer SUV compacto totalmente eléctrico de Porsche, y se espera que salga de la línea de ensamblaje a comienzos de la próxima década.

 

La decisión de fabricar la próxima generación de Macan en el sitio de Leipzig de la compañía se tomó a principios de julio del año pasado. Hacer esta inversión en electromovilidad en el sitio de Leipzig crea la oportunidad de producir vehículos completamente eléctricos en la línea de producción existente en el futuro.

 

La próxima generación del Macan dispara la pistola de arranque para la electrificación. Al igual que el Taycan, este SUV compacto cuenta con tecnología de 800 voltios y se basa en la arquitectura Porsche PPE (Premium Platform Electric) desarrollada en colaboración con Audi AG, lo que destaca la viabilidad futura del sitio y mejora aún más su flexibilidad y eficiencia.

 

Porsche Leipzig GmbH inició la producción en serie del Cayenne SUV en 2002, con 259 empleados. Desde entonces, el sitio se ha desarrollado continuamente para convertirse en una de las instalaciones de producción más avanzadas y sostenibles en la industria automotriz.

 

El modelo Macan significó una revolución en 2011, y es una verdadera historia de éxito: cuando se lanzó, la planta de Leipzig se expandió a una “planta completa”, que incluía su propio taller de carrocería y taller de pintura. Cuando la fábrica comenzó a operar en febrero de 2014, se planearon 40,000 unidades por año del SUV compacto; Hoy produce más de 90,000 unidades anuales para los mercados globales.

 

Lo que actualmente es la etapa final de expansión se puso en funcionamiento hace dos años, lo que posibilitó que la serie Panamera ahora también se fabrique en su totalidad en Leipzig, y que el número de empleados llegue a la cifra actual de más de 4,000. Desde la ceremonia de inauguración en febrero de 2000, Porsche ha invertido más de 1.300 millones de euros en desarrollo en Leipzig.