Porsche celebra los 50 años del 917

Porsche celebró su 50º aniversario con su nuevo automóvil: el Porsche 917.

 

El coche de competencia más famoso de todos los tiempos hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra el 12 de marzo de 1969, y el Museo Porsche quiere conmemorar el cumpleaños restaurando el primer 917 que se construyó, para dejarlo tal y como era en sus orígenes, cuando fue desvelado hace medio siglo.

 

El 917-001 experimentó varios cambios con el paso del tiempo. “Nuestro enfoque para la gestión de los coches clásicos ha cambiado considerablemente a lo largo de los últimos diez años”, explica Achim Stejskal, director del Museo Porsche. Cuando se restauran vehículos de la colección histórica de la compañía, el museo da gran importancia a mantener el material original y tiene muy en cuenta la relevante historia de lo que expone.

 

La historia del 917-001 como vehículo de pruebas y exposición

El 917-001 marcó el principio de una incomparable carrera deportiva para este modelo. El 917-001 Grupo 4, diseñado para dominar las 24 Horas de Le Mans y ganar el Campeonato del Mundo de Marcas, fue el primero de los 25 vehículos que tuvieron que fabricarse para cumplir con los requisitos de homologación. El ingeniero jefe del proyecto era Hans Mezger, responsable no sólo del motor doce cilindros sino también del vehículo completo.

 

El 917-001 se presentó por primera vez en Ginebra, en marzo de 1969, con la carrocería en blanco y la sección frontal verde. Luego, en el Salón del Automóvil de Frankfurt de ese mismo año, tuvo un aspecto nuevo al ser repintado en blanco y naranja. Cuando, más adelante, Porsche anunció la transferencia de sus actividades de competencia al equipo J.W. Automotive Engineering, liderado por Briton John Wyer, el 917-001 fue utilizado de nuevo como coche de exposición y redecorado con los colores azul claro y naranja de la compañía petrolífera estadounidense que lo iba a patrocinar, Gulf.

 

Después de arrasar en las 24 Horas de Le Mans de 1970, en septiembre de ese mismo año Hans Herrmann y Richard Attwood reconvirtieron el 917-001 a una versión de cola corta idéntica a la utilizada en la carrera. Y cuando se le entregó a Porsche Salzburgo en octubre, estaba incluso con los colores y el dorsal 23 del coche que había ganado Le Mans.

 

Restauración del 917-001 a su condición original de 1969

Durante más de un año, mecánicos del museo, antiguos técnicos e ingenieros de Zuffenhausen y Weissach, así como personal del Archivo Histórico y de empresas asociadas, han trabajado en la restauración del 917 para devolverlo a su estado original. El proyecto fue un gran reto desde el instante inicial debido a las múltiples transformaciones que el coche ha experimentado durante este tiempo como vehículo de pruebas y de exposiciones. La principal prioridad ha sido la conservación y reutilización de los materiales originales del coche, siempre que fuera posible y técnicamente realizable.

 

Durante la restauración se hicieron pruebas para determinar qué materiales de la carrocería eran originales y podían ser reutilizados. Para ello, se analizaban las piezas y se comparaban con dibujos y fotografías de diseños históricos. Después de ese proceso, algunas zonas del frontal y de la parte trasera se reprodujeron fielmente usando una tecnología 3D vanguardista. También la zona posterior del bastidor de aluminio se restauró con la ayuda de documentos originales. Al cumplirse 50 años exactos, el 917-001 será presentado en el Museo Porsche restaurado en el estado original que tenía en 1969.

 

Dominio sin precedentes en competición y creador de tendencia para la tecnología turbo

El 917 tiene una historia de éxitos legendaria. En su primer año logró la victoria absoluta en los 1, 000 Kilómetros de Zeltweg, Austria, en 1969. En 1970, Hans Herrmann y Richard Attwood consiguieron el deseado triunfo en la general de las 24 Horas de Le Mans, el mayor éxito de Porsche en competición hasta esa fecha y que repitieron Helmut Marko y Gijs van Lennep en 1971. Tras la evolución del 917 con las versiones 917/10 y 917/30 turbo de más de 1,000 caballos de potencia, George Follmer y Mark Donohue dominaron el certamen norteamericano CanAm en 1972 y 1973, respectivamente.

 

Estos modelos de Porsche también fueron imbatibles en el campeonato homólogo europeo, la Interserie. Una variante modificada de la tecnología turbo fue utilizada un poco más tarde en un vehículo Porsche de serie, el 911 Turbo, que nació en 1974.

 

Exposición especial en el Museo Porsche

Del 14 de mayo al 15 de septiembre de 2019, el Museo Porsche conmemorará el 50º aniversario del 917 con una amplia exposición especial titulada “Los Colores de la Velocidad: 50 Años del 917” (“Colours of Speed – 50 Years of the 917”). Se exhibirán un total de 14 vehículos, de los cuales habrá diez 917 que suman entre ellos una potencia de 7.795 caballos.

 

El Museo Porsche presentará por primera vez al público un estudio de diseño del 917, como homenaje a la primera victoria conseguida en 1970 en Le Mans. El coche rojo y blanco de exposición fue creado por un pequeño grupo de diseñadores e ingenieros, aunque con la entrada de Porsche en la categoría LMP1 del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC) el modelo no pasó de ser un simple estudio conceptual. Una selección de carteles y pequeños detalles técnicos completarán esta exhibición especial, que contará con el número más alto de caballos de potencia que haya habido antes en un evento.

 

Para celebrar el aniversario, la tienda del museo ofrecerá también una selección de productos del 917 para su venta, entre ellos un delantal inspirado en el 917/20 apodado “Pink Pig” (Cerdo Rosa). Además, Edition Porsche Museum, la editorial del museo, lanzará un libro conmemorativo del aniversario del 917.

Cerca de 50 mil personas visitaron el Museo del Automóvil de Puebla y la planta de vehículos de Volkswagen en 2018

Con más de 50 años de actividad productiva en Puebla, Volkswagen de México es considerada como un punto de referencia tanto para los habitantes de este Estado como para quienes están de visita. Y esto se ve reflejado en el interés del público por conocer la historia de la Marca en México y los procesos de producción de la armadora en su planta de vehículos.

 

Tan sólo el año pasado, el Museo del Automóvil de Puebla (MAP), un espacio del Gobierno del Estado en donde Volkswagen cuenta con una exposición permanente de modelos históricos recibió un total de 43 mil 357 visitantes; mientras que la planta de vehículos ofreció recorridos guiados por sus líneas de producción a 6 mil 160 personas.

 

Volkswagen es una Marca con un vínculo muy fuerte con la sociedad mexicana, el cual se ve reflejado en la preferencia que millones de nuestros clientes han mantenido hacia modelos como el Sedan, Golf, Jetta y Beetle. Espacios de comunicación como la exposición de nuestros autos históricos en el MAP y los recorridos guiados por la planta de vehículos más grande de México, nos dan la oportunidad de estrechar esos lazos y fortalecerlos”, señaló Consuelo Minutti, Gerente de Comunicación Corporativa de Volkswagen de México, quien adelantó que actualmente se está trabajando en la renovación del espacio destinado a Volkswagen en dicho museo, el cual será presentado próximamente.

 

Inaugurado en enero de 2017, el Museo del Automóvil de Puebla cuenta con tres salas permanentes en las que se exhiben diversos automóviles icónicos de las marcas Volkswagen y Audi; así como una sala de exposiciones temporales en la que se muestran algunos de los primeros automóviles producidos por la industria automotriz en nuestro país. Este inmueble está ubicado en Boulevard Esteban de Antuñano, número 33, colonia Constancia Mexicana, en la ciudad de Puebla; con un horario de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.

 

 

La planta de vehículos de Puebla está asentada sobre una superficie de 300 hectáreas y produce los modelos Volkswagen Jetta, Tiguan, Golf, Golf Variant, Beetle y Beetle Cabriolet.

 

Como parte de su programa de recorridos guiados por planta recibe grupos de estudiantes universitarios de carreras afines a la industria automotriz; clientes y concesionarios de la Marca Volkswagen; familiares de los colaboradores, así como autoridades y delegaciones diplomáticas.  Además de los procesos de producción, los recorridos incluyen los aspectos de protección ambiental en la planta y se ofrecen en idioma español, inglés y alemán.

 

Porsche ha incorporado un nuevo tesoro a su museo

El Museo de Porsche ha incorporado el 911 más antiguo a su colección, el cual estará exhibido  hasta el 8 de abril de 2018 en una muestra especial con el nombre ‘911 (901 Nº 57): Despega una leyenda’. Se trata de un coupé rojo, fabricado en octubre de 1964, este es una de las primeras unidades de producción en serie de este deportivo, conocido entonces como 901. Casi 50 años más tarde, el Museo Porsche encontró este singular auto y decidió comprarlo con vistas a una restauración que lo devolviera a su estado original.

Inicialmente, Porsche desarrolló y presentó al sucesor del 356 bajo la denominación 901. Sin embargo, sólo unas semanas después de que comenzara la producción, en otoño de 1964, el nuevo coupé tuvo que ser renombrado a causa de un litigio y, desde entonces, se llamó 911. Todos los vehículos para clientes producidos hasta ese momento fueron fabricados como 901, pero se vendieron como 911. La colección oficial de Porsche careció de una de estas unidades singulares durante 50 años.

2014: Un equipo de TV tropieza con un tesoro oculto

En 2014, mientras evaluaban una colección de objetos olvidada hacía mucho tiempo en un granero, un equipo de televisión alemán de un programa sobre antigüedades y artículos de recuerdo se encontró con dos modelos 911 de los años sesenta. Tras hacer averiguaciones con el Museo Porsche, se descubrió que uno de los dos deportivos, con el número de chasis 300.057, era de esas unidades especiales fabricadas antes de que el vehículo recibiera el nuevo nombre. El Museo Porsche decidió comprar ambos 911, al precio fijado por un experto independiente, y así cubrir uno de los huecos clave que había en su importante colección de clásicos producidos por la marca Porsche.

Reparar antes de reemplazar: compleja y exhaustiva restauración usando piezas auténticas
Uno de los puntos cruciales que llevaron a la compra del vehículo fue el hecho de que el 911 no había sido restaurado, lo que daba a los especialistas del museo la oportunidad de rehacer el auto de la forma más auténtica y parecida al original. El trabajo duró tres años para devolver a este deportivo oxidado a su estado original, utilizando piezas de carrocería genuinas de aquella época que fueron tomadas de otros vehículos. El motor, la transmisión, los componentes eléctricos y el interior fueron reparados siguiendo los mismos principios. La norma general era mantener piezas y fragmentos donde fuera posible, en lugar de reemplazarlos. Estos complejos métodos de restauración, usados habitualmente por el Museo Porsche, son precisamente la razón de que haya costado tanto tiempo devolver a la vida a este histórico deportivo.

Audi México tiene una sala permanente en el Museo del Automóvil de Puebla

Por primera vez, Audi tiene una sala de exhibición permanente fuera de Alemania. La ciudad de Puebla fue la elegida para desarrollar dicho proyecto donde en palabras de Adam Pasternak, vicepresidente de Finanzas de Audi México, se busca demostrar la relación a largo plazo entre la marca y la gente de Puebla.

A través de nueve autos clásicos, traídos desde Ingolstadt, el público se adentra en la historia y los valores de la marca Audi en la sala ubicada en el Museo del Automóvil de Puebla.

unnamed (3)

Después de la apertura de la planta en San José Chiapa, la presencia de Audi en Puebla se reafirmó aún más con la inauguración del Museo del Automóvil, ubicado en el Parque de la Constancia Mexicana en dicho recinto. La Sala Audi alberga la exposición permanente de autos clásicos donde los visitantes pueden dar un recorrido por la historia y los valores de la marca, así como conocer lo que hay detrás de cada una de estas auténticas piezas de museo, la exhibición incluye autos nunca antes vistos en México.

unnamed (4)

A continuación, se presentan los modelos que integran la Sala Audi:

  • Audi Front Spezial Cabriolet (1937)
  • DKW F93 Coupé (1958)
  • Audi 80 (1975)
  • Audi Rallye quattro de (1982)
  • Audi V8 (1988)
  • Audi quattro 20V (1991)
  • Audi concept Rosemeyer (2000)
  • Audi TT Clubsport (2007)
  • Audi R8 LMS (2008)

Actualmente, el museo se encuentra abierto en un horario de martes a domingo de 10:00 a 19:00 hrs.

 

El museo del motor de Nissan

Este museo se encuentra en en la planta de la compañía localizada en Yokohama, Japón y en él alberga cerca de 80 años de historia del legado de la compañía. Su inauguración fue en el año de 2003 y ahora es catalogado como patrimonio industrial.

Se pueden encontrar 28 motores, entre los que se encuentran el motor tipo 7, el cual fue el primero en ser fabricado en la planta e integrado al modelo clásico Datsun 14 Roadster, lanzado en 1935. También están los motores que formaron parte de la icónica serie de modelos Skyline, como el motor S20 que impulsaba al Skyline 2000GT-R en el año de 1969. De igual manera, se pueden observar el motor RB26DETT que daba vida al Skyline GT-R en 1989, el cual presenta un sistema de doble turbo; y el VG30DETT que impulsaba al vehículo Fairlady Z 3000ZX, también de 1989. Este último tenía como particularidades la aspiración por medio de un doble turbocargador y válvulas de temporización variable.