Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi ya viven el mundo Alfa Romeo Racing

Los pilotos del equipo Alfa Romeo Racing de Formula 1 han vivido un día inmersos en el espíritu de la marca Alfa Romeo en el emblemático circuito de pruebas de Balocco, complejo de pruebas del Grupo FCA. Fue allí, en las famosas instalaciones de Autodelta, donde se ensamblaron los primeros modelos de Alfa Romeo.

 

Desde entonces, su leyenda deportiva ha estado marcada por un sinfín de victorias y tres primeros puestos en muchos campeonatos internacionales, incluyendo la Formula 1. La marca ganó la primera edición del campeonato Grand Prix en 1950, con Nino Farina al volante de un Alfa Romeo 158. Y al año siguiente, Juan Manuel Fangio volvió a subir a lo más alto del campeonato de Formula 1 en un Alfa Romeo 159. Ese glorioso legado se confía al nuevo equipo Alfa Romeo Racing y a los pilotos elegidos para ponerse al volante de sus monoplazas en la temporada 2019: Antonio Giovinazzi y el campeón del mundo en 2007, Kimi Räikkönen.

 

Durante las pruebas de manejo en Balocco, Räikkönen y Giovinazzi recibieron una “Sesión de Bienvenida” especial para que en seguida se sintieran como en casa: el lugar elegido ha sido el famoso “Alfa Romeo Track”, un circuito de 5,6 kilómetros que brinda toda la emoción de un auténtico trazado de Formula 1. El contexto ideal para mostrar las características de la gama Alfa Romeo. En este link podrás encontrar y descargar el video de esta experiencia: Inmersión Alfa Romeo Racing

 

La atención se centró en el nuevo Giulietta, Giulia Quadrifoglio y Stelvio Quadrifoglio, que junto con los pilotos han protagonizado emocionantes actividades de manejo y sesiones de producción de vídeo en el circuito. Los modelos Quadrifoglio, que lucen el legendario símbolo adoptado por Alfa Romeo en 1923, son un concentrado de las mejores prestaciones y características técnicas de la marca italiana. Están equipados con el exclusivo motor V6 Bi-Turbo de aluminio de 2.9 litros, desarrollado con las tecnologías y conocimientos técnicos de ingeniería de Ferrari, y que brinda una potencia máxima de 505 caballos de fuerza.

 

Además de los vehículos que han definido la nueva etapa de la marca, también se ha puesto a prueba el nuevo Alfa Romeo Giulietta, que ha evolucionado, pero sigue manteniendo un estilo inconfundible y carácter altamente deportivo. Con su capacidad intrínseca para deleitar a los clientes que aprecian el estilo italiano y la excelencia técnica al servicio del placer de conducción con total seguridad, sus características no han dejado de impresionar en el circuito de Balocco. Esta versión es la mejor expresión del carácter deportivo del vehículo que completa la gama y está repleta de contenidos de serie y elementos específicos para un aspecto aún más audaz y características técnicas de competición para un comportamiento incomparable.