Cadillac gana las 24 horas de Daytona

CadillacDaytona

El día de ayer el No. 10 Konica Minolta Cadillac DPi-V.R, con el equipo Wayne Taylor Racing, ganó el
Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar Rolex 24 Horas de Daytona. Este es el cuarto año consecutivo
en el que Cadillac obtiene la victoria. Además, Konica Minolta Cadillac sumó su tercera victoria en la era DPi
(2017, 2019, 2020), mientras que Cadillac DPi-V.R estableció un nuevo récord de kilometraje de carrera con
833 vueltas (2,965.48 millas) y Mustang Sampling Cadillac DPi-V.R terminó en tercer lugar.

“Qué gran desempeño de Wayne y su equipo para darle la victoria a Cadillac por cuarto año consecutivo en
las 24 Horas de Daytona. Felicidades a Renger, Ryan, Scott y Kamui por su manejo sobresaliente y velocidad
constante dentro de las 24 horas de competencia. Wayne Taylor Racing demostró una excelente estrategia
para la carrera y entregó un desempeño ganador. El equipo de Cadillac DPi-V.R, compuesto por nuestros
ingenieros de carreras de Cadillac y GM, así como nuestros colegas en ECR y el equipo Wayne, otorgaron un
gran inicio en la temporada 2020 de la IMSA”, comentó Mark Reuss, Presidente de General Motors Company.
“Es increíble haber ganado las 24 Horas de Daytona cuatro veces consecutivas. El equipo Wayne Taylor
Racing junto con el poder de Cadillac ofrecieron un día completo de carrera por la victoria. Renger, Ryan, Scott
y Kamui mostraron un tempestuoso ritmo y dieron una carrera casi perfecta. Terminar invictos en Daytona
con Cadillac DPi-V.R es una prueba del arduo trabajo y resiliencia de nuestro equipo, pilotos, así como de cada
ingeniero del programa de Cadillac, de Propulsión de GM y de nuestro equipo técnico y de proveedores”,
comentó Steve Carlisle, Presidente de Cadillac.

Al caer la noche en Daytona, el equipo de Konica Minolta Cadillac tuvo los ajustes correctos y tomó la
delantera general. Los pilotos Renger Van Der Zande, Ryan Briscoe, Scott Dixon y Kamui Kobayashi
condujeron vueltas rápidas, con Ryan Briscoe marcando la vuelta general rápida (1:34.652) del evento el
domingo por la mañana.

Con una ventaja cómoda, Van Der Zande le entregó el volante del Konica Minolta Cadillac DPi-V.R con el
número 10 a Briscoe, justo antes de las 8:00 a. m. Al inicio, Briscoe hizo que el auto se apagara en curso y tuvo
que reiniciar el encendido para continuar mientras conducía por los pits donde la tripulación solucionó el
problema. Sin embargo, al salir, no vio la luz roja en la salida de los pits y la omitió, lo que resultó en una parada
y una penalización de 60 segundos, costándole una vuelta.
Este problema temporal dio la ventaja general al equipo Mustang Sampling Cadillac. Los pilotos Joao Barbosa,
Sebastian Bourdais y Loic Duval mantuvieron el Cadillac negro y dorado como líder durante toda la carrera,
pero lograron igualar el ritmo de Konica Minolta Cadillac. La conducción constante y el rendimiento del equipo
los tenían en posición de capitalizar la penalización del No. 10.

El equipo de Wayne Taylor lideró al de Konica Minolta Cadillac con la estrategia para llevar el auto por delante
del Mustang Sampling Cadillac para recuperar el liderazgo con cuatro horas para el final. Briscoe le entregó el
auto a Kobayashi, quien tuvo el honor de hacer la última etapa en el Cadillac negro hasta el final. Se trató de la
tercera victoria para el equipo Wayne Taylor Racing en la era IMSA DPi (2017, 2019 y 2020), y su quinta como
combinación de propietario y conductor de automóviles.

Share:
Contacts:
Posted by: AutoShow on