Charger SRT Hellcat se expande

Dodge amplía, literalmente, su línea de modelos Charger de alto rendimiento para 2020, añadiendo un paquete Widebody al único muscle car de cuatro puertas de América.

 

Impulsado por el reconocido motor HEMI Hellcat V-8 supercargado de 6.2 litros que entrega una potencia de 707 hp y 650 lb-pie de torque, registros líderes en su clase, y acoplado, de serie, a una transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades, el nuevo Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020 alcanza una velocidad máxima de 315 kilómetros. Con este registro mantiene su reinado como el sedán de producción más poderoso y rápido del mundo.

 

El paquete Widebody, de serie en el Charger SRT Hellcat y disponible como opción el Charger Scat Pack, incluye unas nuevas salpicaderas integradas que incrementan el ancho de la carrocería 3.5 pulgadas y le otorgan a este muscle car una imagen todavía más agresiva y una apariencia más robusta. Las salpicaderas proporcionan espacio suficiente para alojar unos nuevos rines de 20 x11 pulgadas, neumáticos Pirelli de dimensiones 305/35ZR20, frenos delanteros Brembo de seis pistones con dos rotores frontales en dos piezas y un sistema de suspensión con un ajuste único con amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos de funcionamiento. La combinación de todos estos elementos contribuye a un mejor rendimiento en la calle, en la pista de arrancones y en los circuitos de velocidad.

 

Las constantes mejoras para incrementar su rendimiento comienzan con una carrocería 3.5 pulgadas más ancha, que amplía el espacio para acomodar unos nuevos rines forjados de 20×11 pulgadas en Negro Carbón y unos neumáticos Pirelli más anchos y adherentes de medidas 305/35ZR20. El SRT Hellcat Widebody también cuenta con un sistema de suspensión de competición, amortiguación Bilstein adaptativa calibrada por SRT y tres modos de funcionamiento, nueva dirección electrónica, barras estabilizadoras más largas, varias tecnologías inspiradas en la competición entre ellas frenos Brembo. Todos estos componentes han sido diseñados para proporcionar cifras de prestaciones jamás vistas antes en un Charger.

 

Por vez primera, el Charger SRT Hellcat Widebody cuenta, de serie, con dirección eléctrica asistida con ajuste seleccionable para controlar de manera más adecuada el aumento de agarre, lo cual repercute en mejores sensaciones en manejo deportivo y mejor tacto de la dirección facilitando la maniobrabilidad en espacios reducidos a bajas velocidades.

  • Con el EPS y con los modos SRT Drive convencionales, accesibles a través de la pantalla táctil de 8.4 pulgadas Uconnect, los conductores pueden personalizar su experiencia de manejo controlando la potencia, la velocidad de la inserción de marchas, la dirección, las levas, la tracción y los ajustes de la suspensión
  • Los modos SRT Drive ofrecen los ajustes prestablecidos Auto (para la calle), Sport y Track, mientras que el modo Custom permite a los propietarios configurar y seleccionar sus preferencias individuales

Otras mejoras adicionales incorporadas para mejorar el manejo incluyen:

  • cojinete de suspensión delanteros incrementado – son 32 por ciento más rígidos que en el modelo previo
  • Barras estabilizadoras más largas – pasan de 32 mm a 34, delante, y de 19 mm a 22 mm, detrás
  • Amortiguadores recalibrados con válvulas perfeccionadas que complementan a una suspensión más rígida y deportiva

Incorpora cuatro tecnologías de serie inspiradas en el mundo de las carreras que también refuerzan el rendimiento:

  • Race Cooldown. Esta tecnología sigue enfriando el supercargador y la carga de aire después de que el motor se haya apagado haciendo funcionar la bomba del intercooler y el ventilador del radiador
  • Line Lock. Activa los frenos delanteros para “sujetar” al Charger SRT Hellcat Widebody, mientras que deja los neumáticos traseros libres para que puedan hacer un “burnout” y así se calienten y se libren de impurezas
  • Launch Control. Sistema fácilmente accesible desde un interruptor en el panel de instrumentos, gestiona la entrega de torque para optimizar el deslizamiento del neumático en el momento de arrancar el vehículo permitiendo al conductor lograr una aceleración consistente en línea recta
  • Launch Assist. Esta tecnología utiliza sensores de velocidad en los rines para controlar el “rebote del neumático” durante la secuencia de lanzamiento. En milisegundos, es capaz de modificar el torque de motor para recuperar el pleno agarre

No sólo el Charger SRT Hellcat Widebody 2020 es capaz de ir rápido, también logra una distancia de frenado menor a la del modelo anterior. Para una sobresaliente gestión térmica y mayor resistencia, dispone de un sistema de frenos formado por rotores Brembo en dos piezas de 15.4 pulgadas y pinzas de seis pistones, y por pinzas de cuatro pistones, detrás. La distancia de frenado es 4 pies más corta (107 pies) en el 60 a 0 mph.

Los ingenieros de SRT llevaron a un circuito a esta bestia más ancha y más pegada al asfalto para comprobar hasta donde podía llegar. El resultado: un mejor rendimiento en la calle, la pista de arrancones y el circuito de carreras y el Charger SRT Hellcat de producción más rápido y manejable de la historia. Así pasa de 0 a 100 km/h en 3.6 segundos, recorre el cuarto de milla en 10.9 segundos y permite aceleraciones laterales de hasta .96g. Asimismo, en un circuito de 2.1 millas, da la vuelta en un tiempo 2.1 segundos más rápido que el vehículo al que reemplaza, lo que corresponde a reducir hasta 13 veces el equivalente a su tamaño respecto al tiempo de vuelta.

 

Las 3.5 pulgadas de ancho adicionales junto a neumáticos y rines más amplios son inconfundiblemente señas de identidad de Dodge//SRT y proporcionan al Charger SRT Hellcat Widebody un aspecto sólido y una imagen enérgica sin comparación en el mercado de los sedanes de cuatro puertas.

Entre los nuevos y más anchos rines disponibles con el paquete Widebody se encuentran:

  • De serie, rines de aluminio forjado de 20×11″ con un diseño de cinco brazos partidos y acabado en Carbón Negro
  • Los opcionales rines “Warp Speed” de 20×11″ y diseño de disco con un acabado en color Granito
  • Y los también opcionales rines 20×11 en color Brass Monkey

Los concesionarios podrán empezar a aceptar ordenes de compra de los Dodge Charger SRT Hellcat Widebody y Scat Pack Widebody 2020 este otoño. Ambos modelos llegarán a los puntos de venta de Dodge//SRT a comienzos de 2020.

 

El Dodge Charger SRT Hellcat Widebody mantiene su título de sedan de producción más potente y veloz del mundo. 

 

El interior del Charger SRT Hellcat Widebody está inspirado en vehículos de carrera y exhibe costura francesa por todo el interior del habitáculo. Elementos adicionales y acabados suaves al tacto refinan el ambiente general de la cabina y entre ellos se incluyen:

  • Un opcional paquete Carbon & Suede que incorpora acentos en fibra de carbono en el panel de instrumentos y en los biseles de la consola central y tapicería de ante para el revestimiento del techo y pilares A.
  • El nuevo emblema SRT Hellcat del panel de instrumentos, con acabado rojo y negro, es exclusivo en el modelo 2020
  • Una serie de elementos para hacer más cómoda y práctica la experiencia de manejo del conductor entre los que destacan:
    • Asientos de cuero Laguna ventilados y con calefacción con el logo Hellcat estampado y con diferentes combinaciones disponibles que incluyen Negro, Negro/Sepia o Negro/Rojo Demon
    • El volante SRT deportivo de base plana con calefacción y revestido en cuero con controles integrados y levas del cambio viene de serie, con opción a versión en Alcantara
    • Un selector del cambio totalmente electrónico e inspirado en vehículos de carreras controla la transmisión automática TorqueFlite de 8 velocidades y le proporciona al conductor el aspecto y el tacto de un cambio de acoplamiento tradicional
    • Un espacioso compartimiento en la consola central está diseñado para alojar diferentes artículos personales y permite un sencillo y cómodo acceso

Las mejoras en la suspensión incorporadas al Widebody incluyen:

  • Suspensión, barras estabilizadoras y amortiguadores modificados
  • La suspensión es 27% más rígida
  • La barra estabilizadora trasera pasa de 19 mm a 22.
  • Los amortiguadores han sido recalibrados para que sean compatibles con los ajustes realizados al sistema de suspensión

Las tecnologías Launch Control, Launch Assist y Line Lock vienen de serie en todos los Scat Pack. El Charger Scat Pack Widebody se edifica sobre los atributos estelares del Scat Pack convencional, mejorando su rendimiento en calle, pista de arrancones y circuito de carreras. Así, pasa de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, efectúa el cuarto de milla en 12.4 segundos a una velocidad máxima de 180 kilómetros, permite aceleraciones laterales de hasta .98 g, frena de 100 a 0 km/h en 33 metros y realiza la vuelta a un circuito de carreras de 2.1 millas 1.3 segundos más rápido que el Scat Pack convencional, lo que corresponde a reducir hasta 8 veces el equivalente a su tamaño respecto al tiempo de vuelta.

 

Los concesionarios podrán empezar a aceptar ordenes de compra de los Dodge Charger SRT Hellcat Widebody y Scat Pack Widebody 2020 este otoño. Ambos modelos llegarán a los puntos de venta de Dodge//SRT a comienzos de 2020.

 

El Dodge Charger SRT Hellcat Widebody mantiene su título de sedan de producción más potente y veloz del mundo. 

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción AutoShow on