Así es la producción de un SEAT

La fabricación de un SEAT comienza desde las cinco de la mañana en el taller de hojalatería de Martorell, cuando 2,000 robots y 1,700 operadores comienzan a moverse para fabricar la carrocería de un auto en poco más de un minuto.

Miles de brazos mecánicos articulados se entrelazan en sincronía para manipular hasta 2,300 piezas diarias. Trabajan armónicamente y en continuo movimiento durante 24 horas ininterrumpidas. Entre sus capacidades, está la de soldar distintas partes de la carrocería, ensamblar las puertas de un auto y comprobar la geometría de la carrocería con precisos instrumentos de medición.

Dicho proceso está por compuesto por distintos tamaños de robots; los más pequeños miden poco más de un metro y los más grandes llegan hasta los seis. Los hay naranjas, amarillos, con pinzas o sensores. Su principal cualidad en común es que son ligeros y versátiles y, a la vez, pueden manipular pesos de hasta 700 kg.

La mayoría de los robots tienen 6 ejes, una característica que les permite realizar infinitas combinaciones en sus movimientos. Se trasladan verticalmente, horizontalmente por rieles y llegan a realizar piruetas de hasta 720° entre todos sus ejes. Cada robot es capaz de efectuar hasta 16,000 puntos de soldadura al día en las carrocerías de los futuros vehículos.

Un equipo de 390 personas está pendiente de atender las necesidades de la instalación y asegurar el óptimo funcionamiento de los robots. En la sala de control se monitorizan en directo el estado de las instalaciones y su coordinación con el resto de trabajadores.

Share:
Contacts:
Posted by: Redacción on

Leave a Reply